Saturday, May 24, 2008

Las Damas de Blanco esperan la ayuda de Obama/EFE La Habana


Las Damas de Blanco, familiares de 75 opositores cubanos encarcelados en 2003, enviaron ayer una carta al demócrata Barack Obama, aspirante a la Presidencia de Estados Unidos, en la que afirman que sus parientes no son mercenarios ni agentes de Washington, como asegura el gobierno de la isla.
"Ellos no son mercenarios ni agentes de Estados Unidos como esgrimen los dirigentes de Cuba a fin de utilizar la confrontación entre nuestros dos países como pretexto para justificar los problemas existentes aquí, reprimir al pueblo, implantar el miedo y confundir a la opinión publica internacional", dice el mensaje.
"Tenemos grandes esperanzas de que usted pueda contribuir a la liberación inmediata e incondicional de los 55 que están aun en horribles condiciones de salud, y que los 9 con licencia extra-penal por delicadas enfermedades no sean regresados a prisión", agrega la carta, divulgada ayer en La Habana.
Las Damas de Blanco aspiran "a que los mas de 200 prisioneros políticos pacíficos cubanos sean excarcelados".
Explican a Obama que desde el 31 de Julio de 2006, cuando el entonces presidente de Cuba, Fidel Castro, delego sus cargos provisionalmente en su hermano Raúl tras medio siglo en el poder, en la isla "existe una situación única en los últimos 50 años".
"Consideramos que si las autoridades se proponen cambios reales, deben comenzar por la liberación de nuestros familiares, que no han cometido ningún crimen", aseguran las Damas de Blanco.
"Las aspiraciones de ellos -añade el mensaje- son promover el desarrollo y el bienestar del pueblo cubano en un ambiente pacifico, democrático y con respeto a los Derechos Humanos".
Recuerdan que Raúl Castro- que asumió la Presidencia como titular el pasado 24 de febrero-"han reconocido la existencia de serios problemas en todos los ámbitos de la sociedad, ha augurado cambios estructurales y de conceptos, aun sin precisar, y ha llamado a que las personas expresen sus opiniones y sus criticas".
Según las Damas de Blanco, muchos de sus familiares "alertaron sobre esos y otros problemas de forma independiente".
Una de las fundadoras del grupo, Miriam Leiva, y su esposo, el economista Oscar Espinosa Chepe, condenado en el ano 2003 y excarcelado por razones de salud, enviaron otra carta a Barack Obama en la que aplauden algunas de sus iniciativas respecto a Cuba.
Entre ellas, citan la eliminación de las limitaciones en Estados Unidos para que viajen a la isla los cubano-norteamericanos y para que manden asistencia económica a familiares y amigos.
"Aspiramos a que progresivamente se suspendan las demás prohibiciones. Resultara muy positivo promover el fin de la confrontación...,que ha sido muy útil a los sectores mas conservadores del Gobierno cubano para justificar el desastre nacional y reprimir el pueblo", agregan Espinosa y Leiva.

"Confiamos en que su elección como presidente en noviembre próximo inicie una época de realismo político hacia Cuba", dicen Leiva y Espinosa, y añaden que ese cambio en Estados Unidos " seria una ayuda importante al transito a la democracia".