Saturday, June 21, 2008

Aparece "La Momia" pero ni habla...


(NCI) El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Morantino, se mostró optimista el jueves en Bruselas sobre las posibilidades de que los cancilleres de la Unión Europea (UE) decidan durante su cena el levantamiento definitivo de las sanciones contra Cuba.

"Espero no equivocarme, se esta avanzando creo que con bastantes posibilidades para alcanzar un consenso (...) de la Unión Europea en relación con Cuba", afirmo Morantinos en rueda de prensa durante la cumbre de jefes de Estado y Gobierno de la UE.

Pero " hasta el ultimo momento prefiero ser cauto", preciso el ministro, recordando que la decisión definitiva debe ser tomada por los ministros de Relaciones Exteriores de los 27 durante la cena el jueves.

En un primer momento, el levantamiento de las sanciones dilemáticas que los países de la UE imponen a La Habana por las duras condenas a 75 disidentes en 2003 chocaba con la oposición de la Republica Checa.

Pero, según afirmo Morantinos, ese escollo estaría practicamente salvado. "Con los chechos ya estaba encauzado desde hace varios días", afirmo.

Sin embargo, el tema, que ya debería haber sido decidido durante una reunión de cancilleres europeos el lunes en Luxemburgo, se vio aplazado hasta el jueves por una inesperada petición de la canciller alemana, Angela Merkel.

En Alemania, "como saben, hay un gobierno de coalición y tanto la cancillería como el ministerio de Exteriores tenían su posición, pero ya se ha clarificado, ya tenemos una posición unida alemana y creo que eso nos va a permitir cerrar el tema, yo espero que esta noche", preciso el ministro español.

Sin querer precisar cuales eran las objeciones de Alemania al texto, Morantinos afirmo que los alemanes tienen "una voluntad de animar que el dialogo político con los cubanos sea un dialogo eficaz".

Siguiendo la opinión de España, la presidencia eslovena de la UE preparo un texto que además de levantar las sanciones propone entablar un dialogo político con el gobierno de Cuba.

Las sanciones, que consisten en limitar las visitas gubernamentales bilaterales del alto nivel y en invitar sistemáticamente a disidentes cubanos a las embajadas de países de la UE, suspendidas desde 2005 gracias a la presión del gobierno socialista español.