Tuesday, July 29, 2008

Pluma en Ristre...


ANTI-DISCURSO PARA RAUL CASTRO

Por Lcdo. Segio Ramos
Director Ejecutivo General
Frente para la Libertad Total de Cuba
Una decepcionante sensación de "NADA" se refleja en el hueco discurso del dictador Raúl Castro.
Vestido con su entorchado uniforme de general de ejercito, el heredero sucesor preside el 55 aniversario del ataque al Cuartel Moncada, sin que nada sustancial haya salido de su boca.
Ellos no tienen futuro, y se los devora el pasado en el cual, la gerentocrata oligarquía, vive sumida.
Ante un reducido y selecto auditorio de 10,000 personas, resguardado por los muros del Cuartel Moncada, el general Castro habla de resolver los problemas que en 50 años no ha podido resolver la misma Revolución ahora, por virtud hereditaria, dirige.
Promete resolver el problema del agua que desde siempre ha aquejado a la ciudad de Santiago de Cuba. Prometen lo mismo que siempre han prometido y nunca han podido cumplir. El Santiaguero seguirá viendo caer un hilito de agua de su ducha y seguirá bañándose con el balde, sus cutaras y una jícara, al igual que hace cinco décadas atrás.
La culpa, -Ah! siempre hay un culpable, que nunca es el culpable: En este caso fue el llamado "Periodo Especial" que se extiende ya por casi dos décadas. Pero a esto, el General le llama "estar avanzado".
Hace énfasis en la ayuda de Venezuela. Un modo de reconocer indirectamente que su sistema no es auto-funcional, necesita vivir del subsidio, que un tiempo fue de la URSS y que ahora es el de Venezuela.
Se aferra en la centralización del desbarajustado transporte, sin ser capaz de entender que el excesivo control centralizado del estado, burocrátiza, y que lo que se burocrátiza en exceso se vuelve a la larga disfuncional, y la disfunción, paraliza y corrompe. El Estado no puede abarcarlo todo, pues, en síntesis, siendo de todos, no es de nadie y esa ausencia de sentimiento de pertenencia se transforma en falta de interés, cuido y motivación, haciéndose improductivo e ineficiente.
Se enfoca en lo militar. Ese maldito militarismo que ha arropado al país desde el primer día que su políticamente difunto hermano usurpo el poder. Todo se plantea en brigadas, batallones, contingentes, fusiles, tanques y cañones. Pero la barra de los cañones no se come, la barra de pan si. - Para qué necesitamos cañones?
Denota su ineficiencia, al indirectamente reconocer que las tierras agrícolas de Cuba están improductivas. Hay escasez de alimentos. Lo están por la incompetencia, la negligencia y la ineficacia de un gobierno que no gobierna pensando en el pueblo, sino en los gobernantes. Anuncia que dará tierras en usufructo al campesino. -Ojo!: en usufructo, no en propiedad! Y de nuevo, porque ya lo conocemos, tenemos el engaño a la vista y cuya costura se le ve descaradamente.
No hay alimentos, y por ciento, en ese Oriente que como bien apunta, tiene el 33% de la población del país, es una de las partes mas hambreadas de Cuba. Ahora el general pretende que el guajiro a titulo de finca prestada, le limpie las tierras que la incompetencia estatal dejo invadir por el Marabú, se las ponga a producir, les venda sus productos que ellos revenderán, para luego volvérselas a quitar de un plumazo. General. -Olvido Usted, que la Revolución prometió en 1959 como parte de su Reforma Agraria darle las tierras al campesino en propiedad? Y cincuenta años después le preguntamos': - Dónde están los títulos de propiedad de las tierras de los guajiros?
Nunca dieron un Titulo de propiedad real a un Guajiro. -Hasta cuando viviremos de mentiras!
Hay cientos de opositores presos por opinar distinto y decir las verdades que el régimen oculta y calla. Y entonces, tiene el descaro de decirle al pueblo que "todos serán escuchados, coincidan o no" -digamoslo claro - con la oligarquía. -Hipócritas! Para opinar hace falta Libertad, que es lo que no hay en Cuba.
La realidad es que el sistema implantado es totalmente disfuncional. No camina. No produce. No resuelve. No sirve...Y no puede servir porque lo que falta son los gobernantes. Tienen un gobierno plagado de incompetentes que no procuran la solución de los problemas, sino el mantenimiento de su infinito poder y sus jugosos privilegios, para así enriquecerse con el sudor de un pueblo trabajador transformado en esclavo. Lo que falla es que ese sistema económico no genera riquezas para el país y ni para el pueblo, sino lo que crea es pobreza. Forjando miserias. No se puede generar progreso, ni distribuir bienestar.
Pero la oligarquía quiere que el sistema siga inalterado, porque para lo que si sirve el sistema que tanto defienden, es la maquinaria para que ese grupúsculo del poder siga enriqueciéndose y viviendo a todo lujo en sus Repartos Siboney (Antes Bilmore) a costa del trabajo de once millones de trabajadores cubanos sumidos en la expoliación y la pobreza.
Para remachar la falta de futuro, el general se hunde en el pasado. Un pasado en donde está atascado desde hace 55 años y que no conocieron el 71 % de la población. Esa juventud que solo busca tener un mejor y mas digno y decoroso futuro para vivir el resto de vida que les queda por vivir.
Encubrir las verdades con retorica, no cambia la realidad. Tapar los hechos con barnices dialécticos, no transforma la mentira en verdad. La verdad siempre seguirá siendo verdad, la mentira tarde o temprano se disipa.
Resulta que las aludidas injusticas sociales de a República, que nadie niega, que las hubo, eran mirrias comparadas con las que su arcaica Revolución ha creado durante 50 años de abusos, improvisaciones y desaciertos. El hambre que afectaba por sectores, se amplio al hambre generalizada para todo el pueblo. La inadecuación y la falta de vivienda en algunos sectores, la Revolución la extendió a toda la población. La pobreza de los menos se volvió en la pobreza de casi todos. (Excepto la oligarquía). Las muertes y los asesinatos, el presidio político y la violación de derechos humanos, la Revolución la hizo crecer en proporción geométrica. (Ah, Claro esta!, salvo, ustedes, la alta cúpula gobernante.)
En ese mentir y trastocar la historia patria, trata el régimen, por boca de su nuevo caudillucho, continuar de mezclando la gloriosa gesta mambisa de Carlos Manuel de Céspedes y de José Martí con la anti-historia de Cuba: Fidel Castro y ahora su hermano como sucesor.
Y tienen que vivir en el pasado porque no pueden, ni tienen la capacidad, ni la integridad, ni la voluntad, ni el valor de afrontar el nefasto presente resultante del desastre creado por el experimento revolucionario. Les falta integridad para reconocer que tienen que largarse todos ellos para que pueda crearse un nuevo orden realmente orientado al verdadero beneficio y progreso del pueblo.
Pero no importa. Aferrense a su pasado, que su pasado los devorara. Porque el curso de la historia es inexorable y una generación sucede a la otra; por tanto, ese el vació que Ustedes tienen y trasmiten con sus actos al pueblo, sera llenado por esas nuevas generaciones que hoy oprimen, y que en un despertar inesperado e insólito, hará el cambio total y real para el surgimiento de una Cuba Nueva que con libertad total para todos, sea verdaderamente, "Con Todos y para el bien de Todos los cubanos".

Piden al Presidente de los Estados Unidos ...


Campaña por la Libertad del militante anticastrista Eduardo Arocena