Friday, September 19, 2008

Posibles enfermedades...


AP
Un cubano recoge agua de una calle inundada en Batabanó, La Habana.
Temen brotes de enfermedades por deterioro sanitario en la isla

(ENH)WILFREDO CANCIO ISLA.Preocupados por el deterioro de la situación sanitaria del país, las autoridades gubernamentales cubanas están solicitando "una vigorosa acción comunitaria" para evitar el desencadenamiento de enfermedades y epidemias tras el paso de los huracanes Gustav e Ike por la isla.

Ministro de Salud Publica (MINSAP) ha puesto en marcha un plan emergente para el control higiénico y epidemiológico ante situaciones de desastre, alertando a la población sobre los riesgos de aduirir enfermedades trasmitidas por el agua y los alimentos.

Según un reporte del organismo, el agua y los comestibles contaminados podrían desatar fundamentalmente cuatro epidemias: dengue, hepatitis, leptospirosis y rabia. El periódico Granma reprodujo el martes los puntos principales del documento de trabajo, mediante una entrevista con el viceministro de Higiene, Epidemiología y Microbiología del MINSAP, Luis Estruch Rancaño.

La alarma gubernamental se justifica en la cantidad de inundaciones que dejaron las lluvias en Pinar del Río y la zona oriental del país, la invasión de acueductos y cisternas por aguas contaminadas, y la muerte de medio millón de aves y más de 1,000 cabezas de ganado, muchas de ellas arrastradas por las corrientes de ríos desbordados.

Unos 4,000 tanques para almacenar agua potable quedaron también destruidos.

Pero los problemas con el agua potable se remontan a mucho antes del azote de Gustav e Ike, debido a las dificultades para la evacuación de residuales, la carencia de recursos hídricos y las limitaciones para el tratamiento de las aguas contaminadas, fundamentalmente en provincias de alta densidad demográfica como Ciudad de La Habana.

En días recientes, testimonios obtenidos por El Nuevo Herald dieron cuenta de brotes de diarreas en varias poblaciones afectadas del oriente cubano.

El MINSAP ha llamado a la población a "redoblar las acciones de saneamiento integral" en todo el país, como el control estricto del agua mediante la coloración manual o hiriéndola. Sin embargo, los abastecimientos de cloro o la posibilidad de contar con energía para hervir agua no están al alcance de todas las poblaciones golpeadas por el azote de ambos ciclones.

"Para los residentes de esta comunidad es urgente tener cloro para tratar el agua o corriente eléctrica para hervirla, pero mucha gente esta a la deriva sin tener ni una cosa ni la otra", expreso el doctor Adialys González desde el poblado de Puerto Padre, en la provincia de Las Tunas.

Las Tunas, Camagüey y Holguín figuran aún como los tres territorios con mayor cantidad de personas sin servicio eléctrico. Según cifras oficiales, el 50 por ciento de estas provincias permanece aún sin electricidad, aunque el reestablecimiento general de los tendidos a lo largo del país alcanza más del 80 por ciento.

Otras personas, como la familia de Carelia Hernández , en la ciudad de Holguín, han optado por reestablecer, a riesgo personal, las conexiones eléctricas y telefónicas de su vivienda.

"Tenemos tres niños y no tenemos derecho a esperar por nadie", expreso la mujer.

El llamado de los funcionarios del MINSAP insiste además en velar especialmente por el cuidado de la calidad de los alimentos, su conservación y manipulación adecuadas.

Pero la atención priorizada de las autoridades esta en dos enfermedades de fácil propagación en las circunstancias actuales: la leptospirosis y el dengue. Sólo el pasado año se registraron en el país más de 811 casos de leptospirosis, una enfermedad provocada por el contacto con la orina de ratas, cerdos y otros animales, y que puede provocar afecciones letales.

En cuanto al dengue, ha sido una enfermedad con brotes reiterados en todo el país desde los años 90.

"Es de atención priorizada de las autoridades sanitarias el control de la leptospirosis mediante la desratización masiva y una estrecha vigilancia epidemiológica" , expreso el doctor Estruch Rancaño en la entrevista con Granma.

Se recomienda que ante la aparición de una fiebre persistente, escalofríos o dolores de cabeza o hipersensibilidad muscular, se consulte inmediatamente al medico.

De acuerdo con los planes de contingencia, el MINSAP dispone de los medicamentos profilácticos para el control de la leptospirosis, mientras que tiene ya en acción una fuerza de 25,000 trabajadores que comenzaran las labores de fumigacion intradomiciliaria y en exteriores vulnerables a la proliferación del mosquito Aedes aegypti (trasmisor del dengue).

Pero numerosas quejas de la población durante esta semana se enfocaron en la carencia de jabón, detergente y útiles de limpieza en las tiendas en divisas, indispensables para mantener la higiene que reclaman las autoridades sanitarias.

"No es de ahora, el problema de la carencia de jabón y detergente en las shopping viene de tiempo atrás, ahora se ha agravado", relato un empleado de una TRD en Holguín que pidió no ser identificado. "La gente esta llamado a sus familiares en Miami para que les manden o les traígan jabón de cualquier tipo".

(Esta información contó con reportes de periodistas independientes y colaboradores dentro de Cuba).