Sunday, October 19, 2008

Inauguran primera catedral ortodoxa en Cuba...


(LPP)Aclaramos a nuestros lectores que según los versados en este tema tan escabroso "La Iglesia Ortodoxa" es la comunidad de personas que creen en Nuestro Señor Jesús Cristo, a la que se ingresa por medio del sacramento del Bautismo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y que tiene como cabeza o jefatura a su fundador Jesús Cristo, hasta ahí lo aceptamos. Lo que no compartimos con la dictadura comunista en Cuba es la mentira. Ese gobierno endeble no repara a las iglesias católicas y protestantes que han sido víctimas de persecución y de los huracanes, y ahora construyen una iglesia "foránea" . Estemos alerta de la nueva doctrina palestina.Dios los cría y ... Kiril Gundjaev (izq.) número dos del Patriarcado de Moscú, participa en La Habana, junto al gobernante cubano Raúl Castro, el vicepresidente cubano, Esteban Lazo (tercero de izq. a der.) y el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón (centro), en la inauguración de la primera catedral ortodoxa rusa en Cuba -EFE

Sociedad...

(CM) La extensión del espionaje cubano contra Estados Unidos fue puesta en la arena pública cuando el FBI desmantelo una red de inteligencia cubana cuyas ramificaciones y consecuencias en las instituciones oficiales de Washington aún continúan infiriéndose. A pesar de la actitud ambivalente de la administración de Bill Clinton hacia Fidel Castro, para Cuba la Guerra Fría no se "descongeló " y sus operativos de inteligencia continuaron laborando en el objetivo de penetrar profundamente las estructuras estadounidenses, como si nada hubiese pasado en el planeta. Los siguientes detalles de las operaciones cubanas descubiertas por los oficiales de contra-inteligencia del FBI a fines de la década 1990 actualizan y desenmascaran la intensidad de esta Guerra Fría regional y muestran la determinación de Fidel Castro de continuarla.

La red Avispa en los Estados Unidos

Por Grupo de Apoyo a la Democracia


PARTE TERCERA

LAS TÉCNICAS DE ESPIONAJE

El FBI detectó la Red Avispa en el año 1996 y monitoreó sus actividades hasta su arresto el 12 de septiembre de 1998, cuando se procedió a la detención de 10 de sus miembros y la expulsión de dos diplomáticos de la Sección de Intereses de Cuba en los Estados Unidos. Uno de ellos el primer secretario Eduardo Martínez Borbonet, por haber realizado actividades de espionaje conjuntamente con la Red Avispa. En el curso de la investigación se conoció que estos oficiales de inteligencia de la red estaban entrenados en medidas de contra-vigilancia para evadir la detección en sus reuniones. El gobierno cubano utilizaría sus oficinas en la ONU en Nueva York, y en la Sección de Intereses en Washington para fiscalizar y dirigir estas y otras operaciones de espionaje en el territorio de los Estados Unidos.
Los agentes se valían de identidades falsas, asumiendo el nombre, fecha de nacimiento y número de seguridad social de individuos fallecidos; lo que implicaba la existencia de colaboradores dentro de la estructura burocrática norteamericana. Se obtuvo evidencia de que Gerardo Hernández y sus colegas, aparte de las falsas identidades que utilizaban, disponían de planes para escapar de los Estados Unidos en caso de ser descubiertos.
El semanario New Times, de Miami, dijo que FBI decodificó mensajes cubanos de trasmisiones de números entre 1995 y 1998, luego de que penetro subrepticiamente en las casas de los agentes de la Red Avispa, y se copiaron libros de códigos. Entre los mensajes figuraban algunos como" prioricen y continúen amistad con Joe y Dennis (personal de una base aérea)" u otros como "inicien infiltración de personal", supuestamente en los equipos de los legisladores Lincoln Díaz Balart e Iliana Ros-Lehtinen 21.
Según un testimonio de la corte, Cuba robo las credenciales de dos individuos del sur de la Florida, para proporcionar identidades dobles a dos de sus espías. La falsificación ocurrió luego de que ambos individuos sometieron sus documentos al gobierno cubano con el fin de obtener visas para entrar en Cuba. Así se duplicaron los pasaportes y las licencias de conducción de Osvaldo Reina, un chofer de camión del condado de Broward, y Daniel Cabrera un empleado de mantenimiento en West Palm Beach. Tales replicas fueron asignadas a Gerardo Hernández, el jefe de la red, y Fernando González Llort, uno de sus subalternos22.
Las comunicaciones entre Cuba y sus agentes fueron dilucidadas sólo después de que el FBI interpreto la escritura secreta de La Habana. Algunos testigos del juicio detallaron grabaciones telefónicas con conversaciones ultra-rápidas en código de Morse, y micro-puntos insertos en cartas o mensajes. Dos de los espías detenidos asumieron nombres de certificados de defunción de niños muertos en California en la década de 1960. Con esas identidades robadas obtenían todo lo necesario para moverse de forma legal: licencia de conducción, ficha de Seguridad Social, tarjetas de crédito.
Según declaraciones de José Cohen, un ex oficial de inteligencia cubana que desertó a los Estados Unidos en 1994, el más substancial logro de los Estados Unidos en este caso fue el decifrar los códigos secretos de Cuba, que posibilitó todas las pruebas del caso. Cohen piensa que las pruebas estaban en los viejos códigos que los rusos habían enseñado a los espías cubanos. "Cuba debe estar muy preocupada" asevero Cohen " por todo lo que sabemos el FBI puede decifrar las comunicaciones cubanas con los narcotraficantes. Esto es sólo el comienzo "23.
Los miembros de la red utilizaban lenguaje en clave y acentos de otros países hispanos cuando conversaban por teléfono entre si había. La Red sometí un estado financiero rutinario a sus superiores cubanos puntualizando los gastos incurrido por la "base de operaciones", y el pago a los sub-agentes24. Se estima que tales de actividades de espionaje son suvencionadas por lo que a Cuba proporcionan las operaciones de drogas supervisadas del Departamento de América. En una ocasión para facilitar cobertura a sus fuentes financieras en caso de que se expusieran las mismas, la DGI notificó a Gerardo Hernández que debido al estado económico del país, la dirección de operaciones se había visto obligada a reducir el presupuesto de sus agentes en Estados Unidos.
En junio del 2001, el entonces subdirector del Servicio de Inmigración y Naturalización en Florida, Mariano Faget de 56 años, quien vino a Estados Unidos como un jovencito, y trabajó por 34 años en el Servicio de Inmigración, fue encontrado culpable del delito de entregar información clasificada a los servicios de inteligencia cubanos, y condenado por ello a cinco años de prisión. Faget tenia acceso a los expedientes secretos de los desectores cubanos y los que buscaban asilo, incluyendo a ex funcionarios cubanos que vivían que vivían en lugares no revelados públicamente. Como parte de las responsabilidades de su alto cargo, Faget recibió en el año 2000 información clasificada sobre un espía cubano que iba a desectar a los Estados Unidos. Minutos después, Faget telefoneó amadio medio a un amigo que era un contacto directo con la inteligencia cubana, al cual le paso la confidencia. Su proceso obligó al gobierno de Estados Unidos a expulsar del país a un diplomático cubano que fingía de contacto con Faget, acusado tambien de realizar labores de espionaje en territorio norteamericano.
Otros dos cubanos, Ricardo Villareal (alias Horacio) y Remegio Lina (alias Remi o Marcelino- CasanaLostal,alias Canadá)tambien ejercían actividades de dirección y funciones de inspección sobre grupos de agentes que formaban parte de esta red de inteligencia cubana. Pero estos dos últimos, tambien abandonaron el territorio de los Estados Unidos 25. El agente del FBI Herald Hector Pesquera no quiso revelar cuantas personas habían sido vinculadas a la denominada Red Avispa. Según Pesquera, Cuba retiró de Estados Unidos por lo menos cuatro agentes cuando se desmantelaba la red porque pensaron que el FBI iba actuar de inmediato contra ellos. Asimismo, agrega Pesquera que aun existen otros agentes operando en el país pero que el FBI esta al tanto de ellos, vigilando sus actividades ilegales26.
Otros teatros de actividad para los operativos de la DGI en Estados Unidos incluían la América Central y los países del norte sudamericano, como Panamá, Colombia, Chile y Venezuela. Pese a lo vasto de tales operaciones de espionaje, los medios de prensa y comunicación electrónica de Estados Unidos no se hicieron mucho eco de las mismas.

Inteligencia...


Los estrechos vínculos entre Teherán y La Habana han existido desde que el liderazgo fundamentalista islámico alcanzara el poder en 1979. Dado que ambas naciones ofrecen apoyo y refugio al terrorismo, su continua colaboración pone en peligro la seguridad nacional de los Estados Unidos. En la foto tomada en julio 17, en el Hotel Sheraton Fijo, Denarau, Islas Fiji -El nuevo Zar de Economía cubana Ricardo Cabrisa , a la izquierda, en compañía de otro funcionario. Cabriza ha sido clave en el proceso de consolidación de la alianza estrecha entre La Habana y Teherán.


La peligrosa conexión Cuba-Irán
Por Chris Simmons*
(LNC/ENH/Agencias)Scott Carmichael, un veterano oficial de la contra-inteligencia en la Agencia de Inteligencia para la Defensa, recientemente confirmo el continuo intercambio de información de inteligencia entre Irán y Cuba. En adición a esto, fuentes israelíes reportan que durante la pasada conferencia de los Países No-Alineados en La Habana, oficiales de la inteligencia cubana e iraní, discutieron el incrementar su colaboración teniendo como objetivo a los Estados Unidos.
Los estrechos vínculos entre Teherán y La Habana han existido desde que el liderazgo fundamentalista islámico alcanzara el poder en 1979. Dado que ambas naciones ofrecen apoyo y refugio al terrorismo, su continua colaboración pone en peligro la seguridad nacional de los Estados Unidos.En el pasado, La Habana brindaba entrenamiento y apoyo material a selectos grupos terroristas, algunos de los cuales son aliados de los iranios.
Todavía hoy Cuba es un refugio seguro para algunos grupos terroristas internacionales y permite paso seguro de transito a otros. Aún más, la sección de intereses de Irán y su Misión en Naciones Unidas, aparecen con reducido número de personal para poder conducir una adecuada operación de inteligencia dentro de los Estados Unidos. Esto hace a Tejerán más dependiente del continuo intercambio de monitoreó de inteligencia con La Habana.
En el año 2006, Ricardo Cabrisa Ruiz- un oficial de carrera de los servicios del Directorado de Inteligencia cubana, se reunió con funcionarios gubernamentales iraníes. Esta reunión fue un seguimiento de otra anterior de octubre de 2003 con el presidente Mohammad Khatami en la que acordó expandir los vínculos entre La Habana y Teherán.
En aquella época, Cabrisa trabajaba encubierto como Ministro sin Portafolio.Durante las discusión, Khatami dejo que visitas recíprocas de funcionarios de Cuba e Irán, conducirían a una mayor expansión y consolidación de los vínculos mutuos.
Khatami describió la relación que su país mantenía con La Habana como "ejemplar" y manifestó que una más estrecha cooperación de Cuba e Irán, seria de beneficio para todo el mundo. Cabrisas públicamente dejo establecido la intención y voluntad de La Habana de ampliar los vínculos con Teherán y subrayo la necesidad de incrementar significativamente la cooperación económica. Al concluir su encuentro se hizo un llamado para aumentar el intercambio de visitas de funcionarios , científicos y otros a fin de desarrollar el aumento de los vínculos .
Desde al menos 1996, el Directorado de Inteligencia cubano, se ha concentrado en tratar de obtener tecnologías estadounidenses sensitivas que pudiesen beneficiar a la economía cubana. En poseción de una de las más avanzadas industrias biotecnologicas del tercer mundo, Castro logró con éxito hacer de la biotecnología un componente fundamental de la economía de Cuba. La Habana posee en la actualidad más de 400 patentes de biotecnología y obtenía jugosas ganancias a través de la venta de sus productos biotecnologicos a más de 50 naciones. Teherán y La Habana iniciaron su cooperación conjunta para el uso dual de biotecnología desde temprano en la década de los años 90.
Actuando en apoyo de Teherán, en junio de 2003, la contra-inteligencia cubana interfirió las trasmisiones de la Televisión Nacional Iranía (que trasmite desde el exterior información que Teherán no quiere se conozca en Irán), la Voz de Las Américas y de 3 otros serviciones de trasmitiones informativas destinadas a Irán. La gigantesca operación de interferencia coincidió con la ola represiva que Teherán llevara a cabo contra las demostraciones de protesta en conmemoracion del histórico levantamiento estudiantil de 1999, en Irán.
Loral Skynet, la empresa propietaria del satélite interferido, prontamente trazó la fuente de origen de las operaciones de interferencia y las localizó en un sitio a varias millas al sur de la capital cubana.
El sitio exacto fue identificado como el centro de inteligencia para operaciones de espionaje electrónico de Bejucal, que se dedica a interceptar y interferir con suma facilidad, las señales de radio y televisión que llegan a Cuba desde el exterior. La primera trasmisión de la Televisión Nacional Iranía se emitió desde una estación televisiva basada en Los Ángeles, California. Sin embargo, Irán prontamente interfirió el satélite Hot Bird 5, en órbita estática sobre Francia.
La Televisión Nacional Irania (NITV) se vio forzada entonces a utilizar para sus trasmisiones el satélite Telstar 12, dada su órbita estacionaria sobre el océano Atlántico, lejos del alcance de las estaciones de interferencia de Irán. Sin embargo, el Tesltar, colocaba las trasmisiones de la NITV, al alcance de las operaciones de interferencia basadas en Cuba, la única nación en el hemisferio occidental que bloquea trasmisiones de radio y televisión extranjeras. En todo el mundo, sólo 7 países mantienen bloqueos electrónicos ilegales de radio y televisión.
La Habana demostró la importancia que tiene para Cuba el régimen de Teherán cuando en Mayo de 2001 Fidel Castro visito Irán. El Embajador de Cuba en Irán, otro oficial de alto rango del Directorado cubano de inteligencia, Dario Urra Torriente, coordinó y supervisó todos los aspectos de las reuniones que Castro sostuvo con los lideres iraníes . Si la historia sirve de ejemplo, el foco central de la conferencia lo constituyeron los temas económicos, políticos y de colaboración de inteligencia.
La experiencia de Urra en el mundo árabe data de comienzos de los años 60, cuando se encontraba destacado en Argelia. Durante el transcurso de sus servicios en la nación del norte de África. Urra asistió en las operaciones encubiertas de envíos de cargamentos de armas desde Argelia a los revolucionarios venezolanos.
*Chris Simmons, un oficial de carrera de la inteligencia estadounidense, es un experto en Inteligencia cubana.