Sunday, February 8, 2009

Cuba : Hemeroteca ( Daily News - New York )...

In communist Cuba, a whiff of rugged individualism

(LPP Archive - "The Best Way To Feel The Touch!" ) -Friday, January 2nd 2009, 11:04 AM

SIERRA MAESTRA, Cuba — Juan Gonzalez loves Fidel Castro. But he is also a realist.

"The people do what they can. They don't just sit around and wait for the government to give them everything," the 59-year-old said, standing on his dusty front porch.

"If they waited for the government to keep all its promises, they would have to wait a long time. Fifty more years, maybe."

It sounds like the kind of rugged individualism that would resonate with Americans, but this is the mountainous Sierra Maestra of eastern Cuba, the cradle of the revolution that brought Castro to power 50 years ago New Year's Day, ushering in a communist era of promised egalitarianism under big, all-controlling government.

Here, more than 500 miles from Havana, people tend to speak their minds more freely, even grumble openly about their privations.

They also see a growing generation gap — between elder Cubans who wholeheartedly support the communist system, and youngsters yearning for change, at a time when the ailing, 82-year-old Castro has been replaced by his younger brother, Raul, and Barack Obama is about to move into the White House.

The Sierra Maestra is where Castro and his guerrillas prevailed over 10,000 soldiers sent in by dictator Fulgencio Batista in May 1958 and eventually forced Batista to flee Cuba on Jan. 1 of the following year.

Gonzalez, from the village of Santo Domingo, was 9 when the rebellion Cubans universally call "la revolucion" triumphed.

Now, as the revolution turns 50, how does he feel about it? "The people here feel good, but not everyone has the same amount of pride," he said.

That's because the promises of a shining future have not come as fast as they may have hoped. Electricity, running water and phone service are relatively new here. Some families still live in dirt-floored shacks and wash their clothes in rivers.

Carts pulled by oxen, donkeys or horses outnumber cars and trucks.

Gonzalez is charged with the upkeep of his grandfather's homestead, now a historical site. The biggest problem, he says, is a lack of public transport. The area had a single ambulance but a few years ago "it broke and some people died because of that."

Soviet engineers only brought electricity to the area in 1986.

South of Santo Domingo lies Comandancia de la Plata, the hideout where Fidel Castro directed the final rebel push. He lived in a wooden hut with a roof of palm leaves.

Outside, still encrusted with bullet fragments, is the tree on which he practiced his marksmanship.

Luis Angel Segura, 55, is a guide who leads tourists up a muddy mule trail to the hut.


Cuba entre dientes...

LAST CALL FOR CUBA Enjoy the music and the people before the travel rules are tightened

(LPP Archive) - Sunday, November 23th 2003, 1:62AM

As most everyone in the room sweated through their shirts, the musicians struggled to find, and keep, the beat.

One-two, one-two-three, the patient man instructed, time and again, eventually taking my hands to help me tap out the Afro-Cuban bongo rhythm.

The sweet sound of my success was short-lived. Dance class quickly followed our Percussion 101 lesson.

How did I wind up in a Cuban music school in Havana?

It's a bit like people racing to buy tickets to a Broadway show that's announced its closing date.

Americans are planning trips to Cuba with educational-exchange programs before the end of the year. The rush is warranted because, starting Jan. 1, the U.S. has said it will prohibit most of these programs, leaving virtually all Americans without a legal way to visit Cuba. The White House plan is part of renewed efforts to isolate the island nation and its president, Fidel Castro, who has led Cuba's Communist government throughout the 42-year American economic embargo.

With the new year looming, Americans interested in legally partaking of Cuba's vibrant culture and seeing its Technicolor cities, seemingly stuck in time, can quickly sign up for an educational exchange.

Groups such as Cross-Cultural Solutions of New Rochelle, N.Y., sponsor four-, eight- and 15-day guided trips, mostly focused on music. The programs don't necessarily attract musicians; a recent trip included three retired New York City firefighters, a lawyer, a deli manager and a graphic artist. None were Cuban-American. Itineraries (even lunches and dinners) are dominated by musical events to maintain the legitimacy of the authorized visit.

But in Cuba, home to the Buena Vista Social Club, a tourist's compass centered on music is a privilege, just as it would be in New Orleans, Vienna or New York.

Besides, the agenda allows time to take in Cuba's stunning but crumbling architecture, which puts Havana on a par with the capitals of Europe. And while visitors gape at the American cars of the 1940s and '50s roaming the streets, they also get to go inside homes, clubs and offices to see, hear and talk about music and modern-day Cuba, as well as the impact of U.S. policies.

Our first day with our savvy, bilingual Cuban guide brought us past a troupe of stilt dancers and then to a weekly performance celebrating African Yoruba culture, a key component of Cuban life that arrived with 16th-century slaves. We had walked into a packed Sunday-afternoon block party - as the honored guests - and sat just inches from gyrating street dancers. Several of us murmured that we felt like visiting dignitaries at an African welcoming ceremony. We also got to rub shoulders with an extraordinary house band at La Zorra y El Cuervo, Havana's best jazz club. Our enthusiasm was so apparent the band sat with us as we implored them to dig up CDs we could buy.

Examples of poverty in Cuba are readily apparent, yet so are working-class lives. In quaint Santiago de Cuba, 500 miles east of Havana, a Committee for the Defense of the Revolution (one of Cuba's many such neighborhood organizations) celebrated a visit by nine Americans. In a housing project's community room, children presented welcome cards sporting an American flag. Both the kids and adults recited greetings, attempted bilingual chitchat and pleaded with us to dance.

The enthusiasm seemed genuine, and over the course of 10 days, Cubans were clearly unafraid to speak with Americans or pose for photographs, even though dozens of dissidents had been jailed recently. That said, in spirited conversation, a Cuban might sometimes look over both shoulders before speaking his mind to a foreigner.

Despite the U.S. embargo, anti-American sentiment is muted. "The problems are political, not between the people," one young man told me as he thrust his hand into mine.

On the last night in Havana, I look out my hotel window on the Malecón, the famed avenue that runs along the Gulf of Mexico.

A postcard-perfect sunset turns burnt orange. The fading but still powerful sun silhouettes fishermen and their poles as children frolic in the water. Scores of guitarists, bongo players and trumpeters sit along the sea wall, filling the evening with music. A few blocks away, Pío Leyva, one of the surviving musicians of Buena Vista Social Club, is playing a set, and scoring a ticket for the extraordinary show feels like participating in music history.

Back at the hotel at 2 a.m., I open a window and find the show is not over: The Malecón is still doubling as a stage. The music continues till dawn.

SIDEBAR: IF YOU GO:

Groups such as Cross-Cultural Solutions of New Rochelle - www.crossculturalsolutions.org or 1-800-935-CUBA - offer educational exchanges focused on music and cultural issues. Cross-Cultural Solutions plans at least nine more trips to Cuba before the end of the year, ranging from four to 15 days. Prices start at $1,399 for a four-day trip, $1,799 for eight days and $2,899 for 15 days.

U.S. dollars are universally accepted in Cuba - be prepared to use them for everything you buy. Virtually no places in Cuba take credit cards issued in the U.S.

About 180,000 Americans visited Cuba last year, most of them Cuban-Americans - but about 30,000 went without legal authorization, typically by flying to Havana via Canada or Mexico. If you're considering such a trip, your government wants you to think twice. Since 1996, more than 2,100 people have been hit with civil penalty enforcement actions and fines of as much as $55,000.

(LPP Legend) 3-1.If is slow motion hit the center, but is not just touch the ball :need precision, remember, failure is not an option...



Cuba : Opiniones...

El tirano bueno, por Carlos Alberto Montaner

Carlos Alberto Montaner

Hugo Chávez tiene un corazón incontrolablemente generoso. En 2008 les donó 45 millones de galones de petróleo a 200 mil familias pobres norteamericanas. El costo de esa contribución fue de unos cien millones de dólares. El obsequio se hizo por medio de CITGO, la empresa de energía propiedad del Estado venezolano radicada en territorio norteamericano.

Conmovedor. Una familia pobre norteamericana de 4 personas recibe unos $19,300 como ingreso promedio anual. Una familia pobre venezolana de esas dimensiones apenas alcanza los $2,920. En Estados Unidos el 12 por ciento de la población es clasificado como pobre. En Venezuela ese porcentaje se eleva al 42. La pobreza en Estados Unidos generalmente se experimenta en viviendas grises y uniformes, pero dotadas de electricidad y agua corriente y potable, y no excluye la posesión de automóvil, aire acondicionado, televisión en colores, teléfonos, servicio de correo, educación gratis, cupones alimenticios, alcantarillado, acceso a cuidados médicos de emergencia, protección policiaca, sistema de justicia y una cierta cantidad de dinero. En Venezuela, el panorama suele ser infinitamente peor. No vale la pena describirlo: todos conocemos el horror de hojalata, violencia y privaciones que significa ser pobre en Venezuela (o en Nicaragua, Bolivia y casi toda América Latina).

En Cuba, ocurre exactamente igual. Las viviendas se están cayendo a pedazos. Hace 48 años que los cubanos tienen los alimentos y el agua potable racionados. Las alcantarillas se desbordan y apenas se recoge la basura para felicidad de las ratas, mientras los cubanos huyen a bordo de cualquier cosa capaz de flotar, pero Fidel Castro, que es un hombre dominado por una enérgica pulsión compasiva, conmovido por los problemas de la humanidad, incapaz de percibir la miseria que lo rodea y de medir los gastos en que incurre el país, confundiendo el patrimonio nacional con sus bienes personales, beca a miles de jóvenes estudiantes de medicina de toda América, y envía decenas de miles de médicos, maestros, dentistas y enfermeros al tercer mundo con la prodigalidad de un sultán de las Mil y una noches. También, en tiempos de la guerra fría, colérico o emocionado, elegía las causas que le parecían justas o adaptadas a su proyecto de conquista planetaria, y, sin ponderar el dolor causado a las familias, despachaba sus ejércitos a luchar contra Marruecos, contra Somalia, contra Israel, o contra las facciones angolanas prochinas y pronorteamericanas de Jonás Savimbi en Angola, esparciendo cementerios de ''internacionalistas'' cubanos por cualquier rincón del globo. Todo sacrificio material o humano era poco para su bondad y su idealismo sin fronteras ni límite.

¿Por qué esas extravagantes muestras de solidaridad? Sin duda, porque se trata de una demagógica campaña de relaciones públicas destinada a probar que sus regímenes son extraordinarios y la ideología que sustentan maravillosa, pero también para demostrarle al mundo, con las lágrimas del prójimo, que son líderes dotados del corazón más noble de la especie, algo que les proporciona una gratificante sensación de superioridad moral. Dar lo ajeno, sacrificar hasta el último hombre, ejercer la compasión de forma desconsiderada con el propio pueblo que sufraga los gastos con su trabajo, y que ni siquiera puede quejarse del dispendio, les proporciona una impagable felicidad interior que es, por supuesto, una enfermiza expresión del narcisismo que padecen. No les interesa tanto el bienestar del otro (lo que se demuestra en el enorme precio que les cobran a los suyos), sino realizar una gran hazaña, clavarse en la historia, deslumbrar a la humanidad y confirmar su calidad de seres humanos excepcionales.

Lo terrible de este tipo de compasión enfermiza ejercida desde la cúpula del poder, es que los ''hombres fuertes'' que se solazan en ella suelen segar el legítimo altruismo que anida en el espíritu de la mayor parte de las personas. Al acaparar toda la riqueza, controlar todos los mecanismos de toma de decisiones y disponer arbitrariamente de los recursos de la sociedad, mutilan con ello la posibilidad de ejercer la caridad que suelen poseer casi todas las personas normales en diversos grados. Al final del camino, todo lo que queda es un ''tirano bueno'' y un pueblo pobre y fatigado hasta las náuseas, al que, paradójicamente, le han vampirizado hasta el último vestigio de sus pulsiones filantrópicas. Ya ni siquiera le es dable ser bueno. Hasta eso le ha sido arrebatado.

Febrero 1, 2009

Cuba : Tres muertos y 93 heridos...

Tres muertos y 93 heridos en choque de trenes en Cuba

The Associated Press

Dos trenes de pasajeros chocaron el sábado en el centro de Cuba, en un accidente que dejó al menos tres muertos y 93 heridos, informaron medios estatales.

Las autoridades aún investigan la causa de la colisión entre un tren que iba al este y otro que se dirigía al oeste, ocurrido al rededor de las 8:30 a.m. Los trenes circulaban en vías paralelas fuera de la ciudad de Sibanicu en la provincia de Camagüey, según la edición en línea de Adelante, el diario controlado por el estado.

El impacto hizo que los trenes se salieran de las vías, matando a tres pasajeros. Entre las 93 personas heridas había dos de gravedad, según un reporte del sábado por la noche transmitido por la televisión estatal.

Los heridos fueron llevados a cinco hospitales en la ciudad de Camagüey, capital de la provincia homónima.

Uno de los trenes había salido de La Habana hacia la ciudad de Santiago, a 860 kilómetros (540 millas) al este de la capital; el otro se dirigía hacia el este con destino a la capital del país desde la ciudad costeña de Manzanillo, a 775 kilómetros (480 millas).

No se pudo establecer contacto con las autoridades locales para conocer otros detalles.

Cuba y la baja temperatura...

Los cubanos tiritan de frío

 con temperaturas

 inusualmente bajas, de 5 grados

La Habana

Los cubanos tiritan de frío en estos días ante un bajón inusual de las temperaturas, que llegaron a registrar en la madrugada del viernes una mínima récord para febrero de 4,9 grados Celsius en la provincia occidental de Pinar del Río.

''Qué frío'', ha sido la frase más repetida esta semana por los cubanos, acostumbrados al "eterno verano'' del que se enorgullecen muchos, con temperaturas que generalmente pasan de 30 de día y no bajan de 20 al amanecer.

''Ayer fue un día caótico. Sentí tanto frío que desde el lugar donde me dejó la guagua (autobús) hasta mi casa parecía que me iba a congelar'', comentó a Efe Liliam, empleada que vive en un apartado barrio de La Habana.

''No todos estamos preparados, ni con los abrigos ni alimentación, para enfrentarnos a estos fríos'', agregó.

La dependienta de una tienda de ropa reciclada en la barriada habanera de Playa dijo que esta semana aumentó la demanda de jerseys, chaquetas y otras piezas de abrigo, y casi tenían agotado el surtido.

Lisette, de 25 años, asegura que sintió tal frío el jueves que sacó del armario ropa que no usaba desde hacía años.

''Me estoy poniendo bufanda, gorro, medias y un abrigo de piel sintética que me ha valido para abrigarme bien'', explicó la joven.

Como muchos cubanos no tienen prendas de abrigo, es frecuente ver a muchos que se superponen cuatro o cinco camisetas o camisas.

Sin embargo, el jefe de Pronósticos del Instituto de Meteorología de la isla, José Rubiera, aseguró a Efe que "no se ha roto ningún récord importante de temperaturas mínimas''.

El especialista explicó que la máxima de 16 grados el jueves en La Habana provocó en las personas una sensación térmica inferior a causa de vientos de 6 ó 7 grados.

Rubiera dijo que en enero hubo en el pueblo habanero de Tapaste una mínima de 4,3 grados y que en la estación meteorológica de la Gran Piedra, en Santiago de Cuba, los termómetros marcaron 3,5, pero aclaró que no son casos significativos por la altura de esos lugares sobre el nivel del mar.

Recordó que en Cuba los termómetros marcaron el récord histórico de 0,6 grados el 18 de febrero de 1996.

La actual temporada invernal empezó temprano en la isla, a fines de octubre pasado, con temperaturas bastante bajas, aunque para las fiestas de fin de año fueron "bien agradables'', según Rubiera, y en enero volvió la ‘‘frialdá'', como dicen los cubanos.

''Ha sido un buen invierno, nos ha permitido sacar los abrigos'', apuntó el meteorólogo.

Este invierno, hasta ahora, han llegado del norte a esta isla tropical veinte "frentes fríos'', según la cuenta de Rubiera, quien explica que las temperaturas más bajas se producen regularmente dos o tres días después de su llegada, cuando esa masa fría continental "se estabiliza''.

Hasta extranjeros de visita en la isla, acostumbrados a fríos de otras latitudes, sufren estos días de invierno, como Nicolette y Marc, que llegaron a La Habana para huir por una semana de las temperaturas bajo cero de su Canadá natal y no encontraron el sol y las aguas templadas que esperaban en Cuba.

''Está fresquito y para nosotros bien. Espero que antes de irnos el tiempo permita ir a Varadero, el balneario recomendado por unos amigos'', dijo a Efe Nicolette, empleada de banco de 41 años.

Los habitantes de las provincias más orientales del país, como Santiago de Cuba, Guantánamo y Granma, habituados a ‘‘inviernos'' calurosos de 27 a 31 grados, también fueron sorprendidos por el bajón en enero hasta unos 18 grados.

Cuba y el embargo...

Paradójicos resultados totalmente opuestos
en Guerra de encuestas en Miami
sobre el levantamiento
del embargo a la dictadura 



LA LINEA DURA DEL EXILIO CUBANO
ENVIA AVISO A EE.UU.

En una nueva encuesta de opinión
de la comunidad cubana en el Sur de la Florida
ha indicado que un 72%, todos votantes,
está a favor de mantener el embargo
y hasta un 58% opina
que no se deben levantar siquiera
las restricciones impuestas en 2004
a los viajes, ya sólo permitidos cada tres años,
ni al envío de remesas,
limitadas a 100 dólares mensuales.
Hasta un 69% están también en contra
de permitir que los turistas estadounidenses
vayan a Cuba



 La línea dura del exilio cubano no se rinde. A través de una encuesta ha enviado un mensaje al presidente Barack Obama de que los cubano-estadounidenses no quieren los cambios prometidos de levantar las restricciones a los viajes y al envío de remesas a la isla. Apenas han pasado dos meses desde que otro sondeo diera como resultado que los cubano-estadounidenses estaban por primera vez en contra del embargo. Ya ha habido una contraofensiva. Las críticas de la línea intransigente del exilio no se hicieron esperar entonces. Los principales argumentos para descalificarla fueron dos: la parcialidad de los que encargaron el sondeo, por tener supuestos intereses económicos en una apertura con la isla, y que no podía ser fiable al haberse hecho a votantes y no votantes cuando en las elecciones locales de Miami, pese a la victoria de Barack Obama, habían triunfado en las urnas los tres representantes republicanos, uña y carne de la política más conservadora de George W. Bush. Ahora, una encuesta hecha por McLaughlin & Associates para el Cuba Democracy Public Advocacy (CDPA), grupo que aboga claramente por el embargo, ha hecho público sus resultados. Un 72% de los 500 preguntados telefónicamente, todos votantes, está a favor de mantenerlo y hasta un 58% opina que no se deben levantar siquiera las restricciones impuestas en 2004 a los viajes, ya sólo permitidos cada tres años, ni al envío de remesas, limitadas a 100 dólares mensuales. Hasta un 69% están también en contra de permitir que los turistas estadounidenses vayan a Cuba. La primera encuesta fue hecha nada más ganar las elecciones Obama el 4 de noviembre y se publicó a primeros de diciembre por el Instituto de Investigaciones de la Opinión Pública de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) encargada por el Brookings Institute y el Cuban Study Group de Estudios Cubanos. El trabajo se hizo sobre una muestra de 800 personas, votantes y no votantes, a las que también se llamó por teléfono y con un error del 3,6% (frente al 4,5% del sondeo actual). El 55% abogó contra el embargo y el 66% contra las restricciones. Sin coletillas. Aviso Dirigentes del CDPA han declarado que los resultados, según preguntas basadas en las leyes existentes en este momento, no son sólo la constatación de que los cubanos del exilio están a favor del embargo y de las restricciones, como indicaron sus votos en las últimas elecciones, sino que son un aviso al presidente Obama sobre sus anunciados cambios aperturistas. Las preguntas básicas para la comparación de las dos encuestas no han sido las mismas que en el sondeo inicial. Han tenido una coletilla con intención política que parece desvirtuar cualquier paralelismo. Sobre el embargo, además de decir: "¿Apoya o se opone a la actual política de Estados Unidos de mantener el embargo comercial y turístico al régimen cubano?" se incluyen tres exigencias: "Hasta que el Gobierno de Castro libere a todos los presos políticos, respete los derechos humanos básicos y fije una fecha para celebrar elecciones libres". "Esas tres condiciones deben ser la base y recalcar antes de que se lleve a cabo cualquier modificación en las sanciones norteamericanas a Cuba", dijo Mauricio Claver-Carone, director ejecutivo de la CDPA, que condiciona así el pedir el levantamiento del embargo con los valores democráticos obvios. Respecto a los viajes, el enunciado también los hace depender de la permanencia del régimen castrista: "¿Cree usted que a los cubanos que abandonan su país en busca de libertad en Estados Unidos se les debería permitir viajar a la isla mientras el régimen del que escaparon sigue en el poder?".

Por Juan José Fernández
Miami 
Florida
E.U.
El País
España

Infosearch: 
Fidel Nuñez
Analista
Jefe de Buró
Latinoamérica 
Dept. de Investigaciones
La Nueva Cuba 
Febrero 7, 2009

Cuba y Argentina...

Deuda exterior

Cuba y Argentina suman un tercio de la deuda exterior con España

Cubamatinal/ Cuba y Argentina concentran un tercio de la deuda que los países extranjeros tienen contraída con España, al sumar entre ambos 2.888,4 millones de euros (unos 3.732 millones de dólares), de un total de 8.367,7 millones.

Madrid, 7 de febrero /EFE/ La deuda de Cuba con España asciende a 1.815,7 millones de euros (alrededor de unos 2.340 millones de dólares), lo que representa el 21,7 por ciento del total.

Argentina adeuda 1.072,6 millones de euros (más de 1.380 millones de dólares), lo que supone un 12,8 por ciento del total, según datos del Gobierno español a 1 de septiembre de 2008.

La deuda externa es uno de los asuntos de índole económico que se abordará durante la visita de Estado que la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, realizará a España los próximos lunes y martes, la primera desde que llegó al poder en octubre de 2007.

El grueso del débito tiene su origen en un crédito que España concedió a Argentina en marzo de 2001 para ayudar a superar la delicada situación financiera que padecía entonces, que derivó en el llamado "corralito", por el que se vieron afectados miles de sus ciudadanos.

El anterior presidente argentino, Néstor Kirchner, esposo de su sucesora, y el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, alcanzaron un compromiso en noviembre de 2006 para saldar la deuda, cifrada entonces en unos 750 millones de euros (cerca de 1.000 millones de dólares).

El acuerdo, firmado en enero de 2007, establecía un plazo de seis años, hasta 2011, para completar el pago.

Cristina Fernández anunció el pasado mes de septiembre su disposición a pagar la totalidad del préstamo concedido para afrontar la crisis económica de 2001.

En el caso de Cuba, el débito se arrastra desde hace más de una década, en su mayoría derivado de operaciones comerciales y en menor medida, por Fondos de Ayuda al Desarrollo (FAD).

Esta deuda fue objeto de debate en la visita que el canciller cubano, Felipe Pérez Roque, hizo a Madrid el pasado mes de octubre, cuando acordó con el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, una renegociación con el fin favorecer el proceso de reformas y las inversiones en la Isla.

El Gobierno cubano comenzó a mostrar interés en pagarlo después del viaje que Moratinos hizo a La Habana en abril de 2007, que abrió una nueva etapa en la relación bilateral.

En el marco de su política de cooperación, España ha condonado obligaciones a 41 países por valor de 3.389 millones de euros (unos 4.380 millones de dólares) desde 1996 a 2008.

El más beneficiado ha sido Nicaragua, con 684,5 millones de euros, seguido de Guatemala (452,7); Irak (409,3); Honduras (320); Madagascar (225,1); República Democrática del Congo (210,1); Senegal (169,7) y Marruecos (132,4)