Sunday, March 15, 2009

Cuba, Venezuela y Rusia : El Trio amenza a EE UU...

"...las conversaciones con Venezuela
se encuentran en una etapa bien avanzada
.
...Chávez nos ofreció una isla entera
"

JEFE DEL ESTADO MAYOR
DE LA AVIACION ESTRATEGICA DE RUSIA
REVELA QUE RUSIA 
PODRIA UTILIZAR BASES
EN CUBA Y VENEZUELA


"Cuba posee cinco bases aéreas
que podrían ser utilizadas
por los bombarderos rusos"
 

 — El general Anatoli Zhijariov, jefe del Estado Mayor de la Aviación Estratégica de Rusia, ha revelado que Rusia podría utilizar bases en Venezuela y Cuba como medios de apoyo a sus operaciones de patrullaje por parte de los bombarderos atómicos estratégicos rusos. El General Zhijariov añadió que las conversaciones con Venezuela se encuentran en una etapa bien avanzada y que Hugo Chávez ofreció a Rusia utilizar un aeródromo en la isla de Orchila, como base temporal para los bombarderos estratégicos rusos durante sus misiones de patrullaje alrededor del mundo. Al mismo tiempo el general indicó que Cuba posee cinco bases aéreas que podría ser utilizadas por los bombarderos rusos. "Semejante propuesta por parte del presidente de Venezuela existe. Chávez nos ofreció una isla entera con un aeródromo que podremos utilizar como base temporal para nuestros bombarderos estratégicos", dijo la víspera Zhijariov a la prensa rusa. Por otra parte, Rusia jamás ha utilizado a Cuba como base permanentemente de sus bombarderos estratégico durante la era soviética, pero bombarderos de corto alcance a menudo hicieron escala en la Isla durante la Guerra Fría. El gobierno ruso decidió reanudar sus patrullas de bombarderos intercontinenatles en 2007 después de haber cesado esas operaciones durante 15 años. El analista militar independiente Alexander Golts opina que desde el punto de vista estratégico para Rusia no tenía utilidad alguna el establecer bombarderos atómicos estratégicos de largo alcance a relativamente corta distancia de las costas de los EE.UU.. "No tiene ningún sentido desde el punto de vista militar. Las bombas no necesitan ninguna base. Este es sólo un gesto político de represalia", dijo Golts, diciendo que Rusia quería dar una respuesta a la decisión de EE.UU. de enviar buques a patrullar las aguas del Mar Negro. Moscú y la nueva administración del Presidente EE.UU. Barack Obama parecen ahora querer mejorar sus relaciones, que alcanzaron su punto más bajo desde la finalización de la guerra fría., cuando Rusia invadiera a Georgia, aliado de EE.UU. lo que agravó los conflictos ya existentes en materia de seguridad entre ellos la intención estadounidense -que se iniciara bajo la previa administración del ex presidente George W. Bush- de colocar sistemas de anti-misiles en Polonia y la República Checa, lo que había inquietado en particular a Rusia. Moscú ha dado la bienvenida a Obama con un aparentemente más cauteloso enfoque de la cuestión divisiva. Venezuela y Cuba, tradicionalmente enemigos feroces EE.UU., tienen estrechas relaciones políticas y las relaciones energéticas con Rusia. De aproximadamente 40 kilómetros cuadrados de extensión, la isla Orchila es sede de la Base Aeronaval Antonio Díaz,y su acceso está restringido exclusivamente a militares venezolanos. Según Zhijariov, si el gobierno ruso adopta la correspondiente decisión política, "la Fuerza Aérea de Rusia podrá utilizar la isla de Orchila". En agosto pasado dos bombarderos estratégicos supersónicos Tu-160 (Blackjack, según la clasificación de la OTAN) tras un vuelo sin escalas de más de trece a través del océano Atlántico aterrizaron en el aeródromo Libertador de Venezuela y posteriormente en el aeropuerto de Caracas y regresaron a sus bases en Rusia. En capacidad de portar armas nueclares, el Tu-160 es un bombardero supersónico pesado,  catalogado como el avión más potente del mundo superior al bombardero B-1 Lancer estadounidense. Conocido en Rusia como "Cisne Blanco",  el Tu-160 tiene el récord mundial de vuelo a una distancia de 1.000 kilómetros con 300 toneladas de carga útil, con una velocidad promedio de 1.720 kilómetros por hora a 11.250 metros de altura.

José F. Sánchez 
Analista
Director 
Dept. de Investigaciones
La Nueva Cuba 
Marzo 14, 2009

Cuba en Huelga de Hambre...

(Legend LPP)  Jorge Luis García  Pérez - Antúñez- (izq) y su esposa Iris. El matrimonio pacífico en huelga de hambre en Cuba por que los Derechos Humanos en la isla sean respetados.(Foto LPP Archivo)


Represión

Antúnez deja el hospital y afirma que mantendrá su huelga 'hasta el final'


El disidente se negó a continuar siendo hidratado.

El disidente Jorge Luis García Pérez (Antúnez) abandonó este sábado, a las 9:35 de la mañana, el Hospital Municipal de Placetas, en Villa Clara, donde había sido ingresado el viernes debido a su delicado de salud tras casi un mes de huelga de hambre.

Antúnez dijo a CUBAENCUENTRO.com que mantendrá su protesta "hasta las últimas consecuencias".

La portavoz de la huelga, Donaida Pérez Paseiro, explicó que el disidente decidió abandonar el hospital —a pesar de las advertencias de los médicos y personas cercanas que lo acompañaban— porque se niega a continuar siendo hidratado.

Según Pérez, Antúnez pidió al resto de los activistas que participaban en la huelga que abandonaran la protesta. El grupo, en el que se incluye la esposa del disidente, Iris Pérez Aguilera, decidió realizar un ayuno en el que sólo ingiere líquidos.

El opositor había sido ingresado en terapia intensiva el viernes después de que su estado de salud empeorara peligrosamente.

"No sé sabía lo que hablaba, tenía la vista fija, la frecuencia cardíaca en 49 por minuto", dijo ayer a CUBAENCUENTRO.com el periodista independiente Guillermo Fariñas.

Tanto Fariñas como Donaida Pérez aseguraron que, a pesar de los 26 días de huelga de hambre, "en ningún momento" los participantes en la protesta han sido contactados por funcionarios del gobierno para interesarse por las demandas.

"Ha sido una indiferencia total. Las tres demandas que pide son humanas y no se le ha dado una respuesta coherente", dijo Fariñas.

Pérez indicó que, sin embargo, constantemente pasan frente a la casa del disidente en Placetas autos de la policía, algunos incluso con cámaras de vídeo.

Los huelguistas reclaman, "en primer lugar, una vivienda digna para todos los cubanos, que cesen los maltratos contra (el preso político) Mario Alberto Pérez Aguilera, que se encuentra en el área de seguridad incrementada de la prisión de Santa Clara y fue amenazado de amanecer ahorcado por oficiales del Departamento de Establecimientos Penitenciarios", y "que cesen también los maltratos contra los opositores en las calles y los presos, sean políticos o comunes, en todas las prisiones" de la Isla, según detalló Fariñas.

Antúnez, presidente del Movimiento Presidio Político Pedro Luis Boitel y miembro de la Coalición Central Opositora, fue liberado en abril de 2007 después de cumplir 17 años en prisión.

En la cárcel, donde era conocido por su actitud desafiante a las autoridades, realizó múltiples huelgas de hambre, lo que ha dañado su salud. Padece serios problemas pulmonares y cardiacos, entre otros.

"Hacemos responsable al gobierno cubano y a la Seguridad del Estado por cualquier desenlace fatal que pueda ocurrir", dijo Fariñas.

Cuba : Las Damas de Blanco amenazadas por el gobierno comunista...

Represión

Detenidas nuevamente Ivonne Mayesa y Marisa Castro

Cubamatinal/ El 8 de marzo miembros de las Brigadas de Respuesta Rápidas en complot con la policía política se presentaron en las primeras horas de la mañana en el domicilio de Ivonne Mayesa Galano, para advertirle y amenazarla que no fuera a la iglesia de Santa Rita de lo contrario sería reprimida, comunicó vía telefónica al CIHPRESS Marisa Castro.

Por Roberto de Jesús Guerra Pérez

La Habana, 12 de marzo/ CIHPRESS / Ivonne Mayesa y Marisa Castro son vecinas de Calzada de Buenos Aires No 369 e/t San Julio y Dureje, municipio Cerro, Ciudad de La Habana y ambas pertenecen al grupo de Apoyo de la Organización no gubernamental Damas de Blanco y pretendían participar en una misa en la iglesia nombrada que se encuentra ubicada en la calle 24 entre 3ra y 5ta Miramar y luego realizar una caminata en reclamo de la libertad de los prisioneros políticos.

Pero esto según cuenta Marisa le fue imposible pues al salir de su domicilio y como a las 9 hora de la mañana fueron interceptadas en la vía pública por agentes del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE) que violentamente las montaron en un auto marca Lada de color azul y chapa amarilla que las trasladó hasta la 4ta Unidad Policial del municipio capitalino del Cerro.

Minutos después de haber sido liberada Ivonne explicó que permanecieron detenidas en la unidad policial por un tiempo de 11 horas donde allí fueron interrogadas por agentes del DSE que las amenazaron con condenarla a 20 años de cárcel bajo la acusación de un delito de desobediencia ya que han sido advertidas en otras ocasiones.

Las Damas de Blanco, es una organización no gubernamental sin fines de lucro que tiene como objetivo principal exigirle al régimen de la habana la libertad inmediata de sus familiares presos.

Dicha organización reúne a las esposa, hijas, madres, hermanas y otras familiares de los prisioneros políticos y de conciencia cubanos del grupo de los 75 que fueron condenado hasta 28 años de cárcel en marzo del 2003 por defender los derechos humanos, entre ellos 25 periodistas y 19 bibliotecarios que realizaban esta labor independiente de instituciones gubernamentales.

Cuba : Human Rights Watch...

Cuba se burla de la ONU 
Por José Miguel Vivanco «*»

¿Qué duda cabe de que la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas no está cumpliendo con su misión? Bajo la presidencia de Libia y con la participación, como miembros de pleno de derecho, de China, Arabia Saudita y Zimbabwe, no es sorprendente que muchos de los más flagrantes violadores de los derechos humanos del mundo-inclusive los que no forman parte de la Comisión- logren eludir sus responsabilidades.


Y este año, gracias a Cuba, las cosas van a empeorar.

José Miguel Vivanco , Director Ejecutivo de la División de las Américas de Human Rights Watch


Y este año, gracias a Cuba, las cosas van a empeorar.

Cuba, cuyo período como miembro de la Comisión acaba de vencer, ha logrado con éxito renovar su participación en este organismo de la ONU. Su campaña para la reelección, si se la puede llamar así, fue un crudo testimonio del deterioro de la credibilidad de la Comisión y de la degradación de los requisitos que se exigen a sus miembros.

No, el gobierno cubano no ha pensado en poner en libertad a ningún preso político, ni en darle un respiro a la perseguida comunidad de defensores de derechos humanos, ni en hacer el mínimo gesto simbólico en defensa de estos derechos. El gobierno no siente, evidentemente, necesidad alguna de modificar sus políticas represivas para asegurarse un puesto en la Comisión.

Por el contrario, en las últimas semanas el gobierno cubano ha tomado todas las medidas posibles para demostrar su total desprecio por los ideales representados por la Comisión.

El 18 de marzo, apenas comenzada la sesión anual de la Comisión en Ginebra, los agentes de la seguridad del Estado cubano estaban muy ocupados deteniendo a decenas de disidentes políticos, periodistas independientes, defensores de los derechos humanos, bibliotecarios independientes y otros cubanos suficientemente valientes como para cuestionar el monopolio oficial de la verdad.

Estos arrestos fueron el anuncio de una de las campañas represivas más duras del régimen cubano en décadas.

En total, fueron detenidas unas 80 personas, entre ellas algunas destacadas figuras públicas como Raúl Rivero, poeta y periodista, y Héctor Palacios Ruiz, uno de los líderes del movimiento pro democracia de Cuba. Las fuerzas de seguridad cubanas también allanaron casas en toda la isla, confiscando teléfonos con fax, computadoras, máquinas de escribir y documentos personales de los disidentes.

La misma semana en que estas sentencias fueron anunciadas, el gobierno cubano ejecutó a tres hombres que intentaron secuestrar una embarcación. Los tres fueron ejecutados a nueve días de su arresto, tiempo suficiente para que el gobierno pudiera realizar juicios sumarios y para que el Consejo de Estado, máximo órgano del Ejecutivo, aprobara las condenas.

Mientras tanto, en Ginebra, los representantes del gobierno cubano ante la ONU se afanaban por examinar la situación de los derechos humanos alrededor del mundo. También estaban negociando con otros países para garantizar su reelección como miembro de la Comisión, meta que ya lograron.

¿Cómo puede Cuba cometer estos flagrantes abusos y al mismo tiempo aspirar a un puesto en la Comisión? Lamentablemente, ante la ONU estas circunstancias no han tenido mayor relevancia. Cuba cuenta con un récord de recalcitrante incumplimiento de las resoluciones de la propia Comisión y de total desprecio por su autoridad.

Sin embargo, ello no ha impedido que, periódicamente, Cuba sea reelegida como miembro de este organismo.

En vista de la magnitud y la gravedad de la campaña represiva que se está viviendo en Cuba, su reelección para un puesto en el máximo organismo de derechos de la ONU representa una amarga derrota para la promoción universal de estos derechos. El problema no es sólo que los representantes cubanos se apresten a manipular las prioridades de la Comisión, sino que su presencia permanente en este organismo lo desprestigia.

La presencia de Cuba en la Comisión debería inspirar a las democracias latinoamericanas para evitar que esto vuelva a ocurrir. Por ejemplo, deberían acordarse estándares mínimos para alcanzar posiciones que permitan excluir, al menos, a quienes abiertamente se burlan de las recomendaciones de la Comisión. América latina, que tiene aún fresco el recuerdo de muchos regímenes represivos, no debe permitir ser representada por un paria de los derechos humanos.

Países que han sido reiteradamente condenados por la Comisión, que se niegan a instrumentar sus recomendaciones, que desconocen su autoridad, que han impedido sistemáticamente misiones de investigación -el caso de Cuba se ajusta a todas las situaciones enumeradas- no deberían jamás ser considerados como potenciales candidatos para el máximo órgano de derechos humanos del mundo.

Fuente: Human Righths Watch/ Archivo