Saturday, April 4, 2009

Cuba y Obama...

Obama permitirá viajar y enviar dinero a Cuba

El presidente Barack Obama piensa anunciar el cambio antes de la Cumbre de las Américas. AFP

  • Obama prometió permitir los viajes familiares irrestrictos y el envío de remesas a Cuba

La Casa Blanca anunció que anunciará el cambio antes de la Cumbre de las Américas, que tendrá lugar del 17 al 19 de abril en Trinidad y Tobago

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS.- La Casa Blanca piensa permitir a los estadounidenses que visiten a sus familiares en Cuba y que puedan enviarles dinero, dijeron el sábado varios funcionarios de alto rango.

El presidente Barack Obama piensa anunciar el cambio antes de la Cumbre de las Américas, que tendrá lugar del 17 al 19 de abril en Trinidad y Tobago, según los funcionarios, que hablaron a condición de guardar el anonimato porque no fue formulado el anuncio.

Aunque algunas restricciones han sido aliviadas temporalmente en la legislación que Obama firmó el mes pasado, derogar las limitaciones de viaje y envío de remesas serviría para cumplir las promesas electorales y podría marcar una nueva etapa con Cuba.

"La intención es sondear la situación y ver si podemos lograr que Cuba se desplace en otra dirección'', dijo uno de los funcionarios. ''Una forma de lograr la apertura del régimen podría ser el permitir que viaje la gente, aumentar los intercambios y dejar que llegue el dinero a la isla''.

Sin embargo, el funcionario aclaró que por ahora no hay intención de derogar el embargo comercial impuesto hace más de cuatro décadas.

El diario financiero The Wall Street Journal anunció el viernes la noticia.

Durante la campaña, Obama prometió permitir los viajes familiares irrestrictos y el envío de remesas a Cuba.

 "Ha llegado el momento de permitir a los cubano-estadounidenses ver a sus madres y padres, sus hermanas y hermanos'', dijo en mayo en Miami. ''Ha llegado el momento de permitir que el dinero de los cubano-estadounidenses haga a sus familias menos dependientes del régimen de Castro''.

Las normas afectarán a unos 1.5 millones de estadounidenses con familiares en Cuba, dijo el WSJ.

CRÉDITOS: AP / EHOG

Cuba, el Coma- Andante y Bush...

Obama mejor que Bush, admite Fidel Castro

Castro hizo un análisis de todas las posiciones de la Cumbre del G . ESPECIAL

  • Señaló que aún así las medidas tomadas por Obama serán insuficientes

El ex mandatario cubano pronosticó que las medidas que el presidente estadounidense ha aplicado contra la crisis son insuficientes

LA HABANA, CUBA.- El presidente estadounidense Barack Obama es ''mucho mejor'' que su predecesor George Bush para lidiar con la crisis mundial, pero las medidas que está tomando para revertir la situación serán insuficientes, pronosticó el ex mandatario cubano Fidel Castro.

Castro hizo un análisis de todas las posiciones de la Cumbre del G realizada esta semana en Londres y en la cual las potencias buscaron aunar esfuerzos para mejorar la situación mundial que afecta la vida y la economía doméstica de millones de personas.

''Sin duda es mucho mejor (Obama) que Bush y (el ex vicepresidente) McCain, pero su pensamiento no se ajusta a los problemas reales del mundo actual. El imperio es mucho más poderoso que él y sus buenas intenciones'', expresó Castro en una de sus habituales ''Reflexiones'', sus columnas de opinión reproducidas por medios de prensa locales.

Obama fue una de las estrellas de la Cumbre, tanto por ser el nuevo presidente estadounidense como por su visión más abarcadora sobre la crisis y la manera de enfrentarla, incluso reconociendo que Washington tuvo parte de la culpa.

El ex gobernante se refirió tanto a las respuestas dadas por el gobernante a periodistas como las medidas que finalmente tomaron las potencias, como inyectar más dinero a la banca internacional a manera de aliciente para dinamizar las economías.

''Obama habló de Bretton Woods. Entonces Estados Unidos al finalizar la última guerra mundial poseía el 80% del oro del mundo y su pujante economía estaba intacta. Bretton Woods le concedió el privilegio de emitir las divisas convertibles cuando el resto de los países estaban arruinados'', comentó Castro.

Desde entonces, Estados Unidos manipuló ''a su antojo la economía de los demás países del planeta'', agregó.

En esta ocasión, indicó Castro, la recuperación será muy lenta y está ''indisolublemente'' ligada a la crisis no sólo de las finanzas sino de todo un modelo, el ''sistema capitalista''. La situación no se resolverá ''con medidas administrativas ni técnicas'', comentó.

Castro, de 82 años, se alejó del poder en julio del 2006 luego de una serie de operaciones intestinales que lo pusieron al borde de la muerte.

Aunque delegó el gobierno en su hermano, Raúl Castro, sus opiniones --expresadas siempre por escrito pues no fue visto en público desde entonces -- tienen fuerte valor simbólico tanto en la isla como en sectores de América Latina.

CRÉDITOS: AP / EHOG

Cuba en "Business" con EE UU ...

Congresistas de EEUU se reúnen con funcionarios cubanos en La Habana

 La congresista estadounidense Barbara Lee, jefa de una misión de siete legisladores demócratas que visita Cuba, ofrece una rueda de prensa hoy, 4 de abril de 2009, en la capital de la isla, donde aseguró que ha llegado el momento de que los Gobiernos de Washington y La Habana conversen. Lee dijo que hasta el momento han tenido una visita "muy productiva" e informó de que anoche se entrevistaron con el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, para conversar de temas que no especificó.
La congresista estadounidense Barbara Lee, jefa de una misión de siete legisladores demócratas que visita Cuba, ofrece una rueda de prensa hoy, 4 de abril de 2009, en la capital de la isla, donde aseguró que ha llegado el momento de que los Gobiernos de Washington y La Habana conversen. Lee dijo que hasta el momento han tenido una visita "muy productiva" e informó de que anoche se entrevistaron con el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, para conversar de temas que no especificó.
ALEJANDRO ERNESTO / EFE

LA HABANA

Siete congresistas demócratas estadounidenses comenzaron este fin de semana en La Habana contactos políticos, en momentos en que la prensa norteamericana asegura que el presidente de ese país, Barack Obama, levantará pronto las restricciones para los viajes y las remesas a Cuba.

''No traemos propuestas concretas. Estamos aquí para entablar conversaciones sobre las relaciones entre Cuba y EE.UU. Personalmente creo que es el momento de hablar con Cuba'', dijo hoy en una conferencia de prensa Barbara Lee, jefa del grupo de legisladores, que llegó el viernes y permanecerá hasta el miércoles.

Señaló que los congresistas tienen previsto reunirse con funcionarios del Gobierno como el ministro de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, y el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, con quien se entrevistaron en la noche del viernes.

''Hasta ahora hemos tenido una visita muy productiva. Anoche nos reunimos con el señor Alarcón, con quien discutimos varios temas relacionados con los dos países'', dijo, sin ofrecer más detalles.

''Nos encantaría entrevistarnos con el presidente Raúl Castro y estamos esperando a que eso se determine'', afirmó, al ser preguntada sobre ese posible encuentro.

La llegada de los legisladores estadounidenses se produjo el mismo día en que el diario The Wall Street Journal informó de que Obama tiene previsto levantar las restricciones de viajes y remesas a Cuba para los estadounidenses con familia en la isla, en lo que podría ser un primer gesto de acercamiento hacia el régimen cubano.

El rotativo, que cita a un funcionario de alto rango del Gobierno de EE.UU. bajo el anonimato, señaló que, sin embargo, Obama no piensa hacer un llamamiento para levantar el embargo contra Cuba, que requeriría una acción legislativa, ni contempla un acercamiento diplomático específico.

La medida afectaría a 1,5 millones de personas que tienen familiares en la isla y, aunque no se ofrece fecha de entrada en vigor, se sugiere que podría comenzar a aplicarse antes del viaje de Obama a la V Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago, entre el 17 y 19 de abril próximos.

''Pensamos que muchas de las acciones que el presidente está tomando son pasos dados en la dirección correcta'', señaló Lee al respecto.

En todo caso, desvinculó el viaje de los legisladores del Gobierno de Obama, al explicar que antes de venir a la isla se reunieron con funcionarios del Departamento de Estado pero no con el presidente de Estados Unidos.

La jefa del grupo de congresistas -todos, salvo el legislador Mike Honda, miembros del grupo afroamericano del Congreso-subrayó la importancia de comprender "todos los detalles de la política EE.UU --Cuba'' y aseguró que esa será una información "muy útil'' para ellos una vez regresen a Washington.

''Creo que el mundo entero es optimista sobre el cambio de dirección de la política exterior de Estados Unidos. Nosotros lo somos (optimistas), lo sentimos y por eso estamos aquí'', dijo.

Por su parte, el legislador Bobby Rush señaló que "los últimos ochos años -con el anterior presidente, George W. Bush-han sido un periodo de oscuridad para los pueblos de Estados Unidos y Cuba'', y que con Obama se empieza a "iluminar'' el camino.

En ese sentido, el legislador de Illinois afirmó que hay "un claro camino hacia una mejor relación'' entre los Gobiernos y los pueblos de Estados Unidos y Cuba.

Rush indicó que la "restauración'' de las relaciones entre los dos países implicará el trabajo de "mentes muy inteligentes, gente valerosa y visionarios'', y subrayó que al final debe haber un resultado en el que "todos tienen que ganar''.

El ex presidente cubano Fidel Castro se refirió en un artículo divulgado el viernes sobre la reunión del G-20 a Obama, del que, señaló, "es mucho mejor'' que George W. Bush, y que su rival republicano en las pasadas elecciones, John McCain.

No obstante, sostiene que "su pensamiento no se ajusta a los problemas reales del mundo actual'' y que "el imperio es mucho más poderoso que él y sus buenas intenciones''. EFE

Cuba y EE UU...

Viaja a Cuba delegación del Congreso norteamericano

Bárbara Lee líder del grupo que viaja a Cuba. 
(Radio Martí) - Un grupo de legisladores demócratas del Congreso de Estados Unidos viaja hoy a Cuba con la intención de abrir un diálogo que apunte a mejorar las relaciones entre los dos países. 

La líder del grupo, Bárbara Lee dijo que es tiempo de tener una discusión abierta y honesta sobre una nueva vía hacia adelante para las dos naciones. La delegación buscará revisar en la isla comunista, políticas de comercio, así como intercambios culturales, académicos y políticas en materia de salud.

El grupo permanecerá en la isla durante cinco días y se completa con los legisladores demócratas Mel Watt, Emanuel Cleaver, Marcia Fudge, Mike Honda, Bobby Rush y Laura Richardson.

La visita se produce después de que un grupo de senadores estadounidenses presentó un proyecto de ley que busca permitir a cualquier norteamericano viajar a Cuba.

Sin embargo, el vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, afirmó el lunes que Washington espera un firme compromiso de Cuba con la democracia y los derechos humanos antes de tenderle una mano y levantar el embargo a la isla.

Desde Washington, Diana Molineaux, reporta.

Fuente: Radio/ TV Martí

Cuba evita proyecciones...

Cuba evita proyecciones sobre llegada turistas estadounidenses
By Andrea Rodriguez- El Nuevo Herald
Abr 1, 2009 - 10:16:05 AM


566-cubaviaje.embedded.prod_affiliate.84_1.jpg
Pese al reciente relajamiento de los permisos para que cubanos-estadounidenses visiten la isla y a una iniciativa legislativa para la apertura completa de los viajes, las autoridades cubanas evitaron proyectar el impacto que ello tendrá en su industria turística.

"Nosotros nos preparamos para el turismo internacional, si eso viene (un levantamiento de las sanciones a Cuba) ya veremos", dijo durante una conferencia de prensa la viceministra del Turismo, María Elena López.

A mediados de mes, la administración del nuevo presidente estadounidense Barack Obama levantó la prohibición para que cubanoamericanos visiten a sus familiares una vez al año, lo que según analistas podría ser un signo de cambios en la política hacia la isla.

Sin embargo, se mantienen las restricciones de viajes para los estadounidenses en general a la nación caribeña, aunque una coalición de legisladores apoyados por cámaras empresariales también presentó este martes una iniciativa para eliminar esta sanción.

"Para nosotros ese país (Estados Unidos) como todos, está en el mundo y para todos nos preparamos", agregó López, sin ofrecer detalles sobre lo que podría ser una avalancha de turistas de esa nación interesados en conocer legalmente la isla. Muchos lo hacen viajando desde México, Jamaica o Bahamas.

"Existen muchas instituciones (estadounidense que calculan) entre uno a cinco millones podría ser la cifra (de viajeros)... nosotros continuamos trabajando y con nuestras proyecciones, con las mismas que tenemos desde finales del año pasado, continuamos con Canadá como primer mercado", manifestó López.

En segundo lugar entre los visitantes se encuentran los europeos y luego México, agregó la funcionaria.

López reconoció que el sector se encuentra en una difícil situación debido a la crisis mundial, pero rechazó que como política y para competir con otros destinos del Caribe -que ahora absorben gran parte de los vacacionistas- vaya a realizarse una masiva baja de tarifas.

Debido a la política cambiaria cubana -que tiene un peso convertible sobrevaluado con relación al dólar- muchos viajeros se quejan de que los altos precios aquí la hacen una plaza poco atractiva, por lo que prefieren repetir sus viajes al Caribe a República Dominicana o la costa mexicana.

Cifras oficiales indicaron que los ingresos brutos por turismo fueron el año pasado por 2,741 millones de dólares y se registraron 2.3 millones de visitantes, un 9.3 por ciento más que en 2007.


Fuente: Fundación Nacional Cubano Americana

© Copyright 2009 by CANF.org

Cuba y el petróleo....


Puertas abiertas para petroleras estadounidenses

BLOOMBERG

El Gobierno comunista de Cuba recibiría con agrado la ayuda de compañías estadounidenses para desarrollar su sector petrolero si el embargo comercial a la isla, que lleva 47 años, llegara a su fin, afirmó Manuel Marrero Faz, asesor primero de petróleo en el Ministerio de la Industria Básica.

''Estamos abiertos'', indicó Marrero Faz, y señaló que compañías chinas, rusas y angoleñas están en conversaciones para explorar áreas de aguas profundas a cerca de 160 kilómetros (100 millas) de la costa estadounidense. ``Estamos muy cerca el uno del otro. Somos vecinos. ¿Por qué no hacer negocios?''.

Si las compañías estadounidenses cercanas ofrecieran servicios y suministros, Cuba podría bajar sus costos y acelerar el ritmo de desarrollo, apuntó Marrero Faz, que estudió Geología en la ex Unión Soviética. La dificultad de obtener equipo de socios que están a medio mundo de distancia es una razón clave por la que hasta ahora se ha perforado sólo un pozo de aguas profundas, agregó.

Los comentarios de Marrero Faz representan una de las señales más fuertes dadas hasta la fecha de que el gobernante Raúl Castro está listo para establecer una nueva relación con Estados Unidos durante el Gobierno del presidente Barack Obama. En Washington, el incipiente sector petrolero cubano contribuye a alimentar una creciente campaña para que se relaje el embargo comercial que el ex presidente John F. Kennedy impuso en 1962 para tratar de derrocar al régimen de Fidel Castro, aliado con la Unión Soviética.

Los intereses comerciales estadounidenses --que observan de afuera cómo competidores globales se llevan los contratos--, así como legisladores y grupos interesados en la política exterior, están expresando con más fuerza que el momento de cambiar ha llegado.

''Es estúpido que Estados Unidos prohíba a sus compañías venir aquí'', expresó Gustavo Echeverría, del Centro de Investigación del Petróleo en Cuba, que habló después de hacer una presentación en una conferencia sobre petróleo en La Habana el mes pasado. ``Todos los demás están tomando los campos a sus puertas''.

Si bien Obama ha expresado apoyo para relajar algunas restricciones a las visitas familiares y las remesas de dinero a Cuba, el vicepresidente Joe Biden señaló el 28 de marzo que Estados Unidos no tiene planes de terminar el embargo comercial.

Cualquier medida al respecto sería polémica en el Congreso. Aliviar las sanciones, sin pedir concesiones para disminuir ''la opresión del pueblo por el régimen, servirá para fortalecer a la dictadura y desmoralizar al pueblo cubano'', indicó una carta a Obama de un grupo de legisladores que incluye a Lincoln Diaz-Balart e Ileana Ros-Lehtinen, republicanos de Florida.

Cuba alega que sus depósitos de aguas profundas tienen 20,000 millones de barriles de petróleo, lo suficiente para abastecer a Estados Unidos por casi tres años. El Gobierno no ha revelado en qué basa ese cálculo, que equivale a más de cuatro veces los casi 4,200 millones de barriles que se estima yacen bajo el suelo del Refugio Nacional de la Vida Silvestre del Artico en el estado de Alaska.

Cuba y la nueva ola de detenciones...

Nuevas recogidas

Oleada de detenciones en la Avenida de los Presidentes contra grupos con tendencias hippies

Cubamatinal/ A consecuencia de las repetidas protestas silenciosas que tienen lugar en la céntrica Avenida de los Presidentes - calle G - en el Vedado habanero; la policía política en complot con la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y las fuerzas especializadas, conocidas por Avispas Negras desplegaron un fuerte operativo el pasado viernes 27 de marzo con el objetivo de eliminar estos actos de desobediencia civil.

Por Roberto de Jesús Guerra Pérez

La Habana, Cuba, 3 de abril/ CIHPRESS/ En el operativo fueron detenidos cientos de jóvenes tanto de la capital como de otras provincias a los que solo les era pedido por los represores la documentación de identidad y con urgencia fueron trasladados a unidades policiales donde muchos fueron multados, amenazados y algunos deportados a sus provincias de origen.

Mientras tanto, otros fueron advertidos con tomar acción en su contra por participar en las demandas, según pudo presenciar este periodista que se encontraba en el lugar de los hechos.

Las protestas se realizan cada viernes pasado las 8 de la noche extendiéndose a todo el horario nocturno y reúne a jóvenes de los grupos conocidos por tendencias Hippies, Rokeros, Emos, Mikis y simpatizantes. Con el solo objetivo de reclamar al régimen cubano y a las autoridades culturales que les sean devueltos los espacios que le fueron retirados a la juventud cubana con el único fin de brindar un mejor servicio al turismo internacional o mejor dicho con el fin de aumentar la prostitución ya en aumento.

 

La vestimenta usada por la mayoría de los rebeldes es de color negro como forma de protesta extendiéndose a provincias como Villa Clara, Holguín, Bayamo y Santiago de Cuba por solo citar ejemplos.

“Los represores se paseaban por cada cuadra, un policía de azul y 3 militares de verdes portando mapas que traen puntos específicos que indican las zonas con mayor concentración de los grupos” dio a conocer una fuente oficial que se codea con los militares y aclaró que según la orientación de las autoridades debe continuar la oleada en las próximas semanas con el fin de eliminar los actos.

Es válido aclarar que una de las pocas oportunidades con que gozan estos grupos es el festival de rock conocido como ciudad metal. Evento que se desarrolla cada mes de noviembre en la ciudad de Santa Clara y donde son reprimidos también por la policía; alegando que estos jóvenes consumen marihuana, psicofármacos y compuestos de drogas que son un peligro para la sociedad.

Los jóvenes han decidido realizar estas protestas pues los lugares ofrecidos por el régimen como discotecas y casas de músicas, tienen un coste de entre 10 y 70 dólares/ cuc (N de R. salario medio: 15 cuc mensuales), inconcebible en una isla que se auto nombra el país más culto del mundo y que ofrece espacios culturales para todos. 

Cuba y su realidad ...


LAS RAZONES DEL CAMBIO

¿Y qué sucede con las convicciones ideológicas?

Parece que son muy débiles. El testimonio confidencial de los hijos y parientes de numerosos dirigentes no deja lugar a dudas: en la intimidad de sus casas se reniega del sistema y se admite 
el total desastre en que vive el país. El derrumbe del socialismo real y el cambio de signo del modelo chino, sumados a la experiencia de casi cincuenta años de colectivismo en suelo cubano, han convencido a la clase dirigente de que ese sistema no es capaz de generar riqueza y bien
-estar para el pueblo. Los dirigentes tendrían que estar ciegos para no darse cuenta de que el comunismo es tremenda e irremediablemente ineficiente: lo ha sido en todas las latitudes y culturas donde lo han entronizado. Y aún si ellos estuvieran ciegos, sus familiares, especialmente sus hijos y nietos, se encargan de recordarles que están defendiendo un grave error intelectual que genera terribles consecuencias morales y materiales para el conjunto de la sociedad.

¿Y por qué mantienen el sistema si no creen en él? ¿Por qué no intentan cambiarlo?

  • Esencialmente, por tres razones. Primero, porque el colectivismo era una caprichosa imposición de Fidel Castro y nadie se atrevía a contradecir al Comandante en Jefe. 
    Fidel, como los reyes antiguos, ha sido el dueño del país durante medio siglo y les ha impuesto a los cubanos sus convicciones, más o menos como en el pasado la religión del monarca era la que debían aceptar sus súbditos. Sin embargo, al menos desde los años setenta siempre ha habido reformistas lúcidos que han intentado alejarse del comunismo 
    o atenuar sus peores consecuencias, pero Fidel invariablemente los ha liquidado.

  • Segundo, porque los privilegios y el ejercicio de la autoridad están muy ligados a la existencia de esa rígida burocracia en la que el Partido Comunista y la administración del Estado se entremezclan. En la estructura gubernamental soviética, que es la impuesta por Fidel Castro a los cubanos, coexisten y se solapan dos burocracias paralelas, el Partido 
    y el aparato administrativo de gobierno. El fin del sistema significa que el Partido perdería su control sobre el gobierno. Por otra parte, desmontar el colectivismo es darle poder a 
    la sociedad civil y a individuos que no necesariamente responden a la nomenclatura. 
    Eso aterroriza a una parte de la clase dirigente.  

  • Tercero, porque la presión efectiva en dirección de los cambios se circunscribe a la postura de Estados Unidos y (en menor medida) la Unión Europea, a lo que se agregan 
    las acciones de los demócratas cubanos de la oposición interna y externa, y, hasta ahora, estos factores no han sido suficientes para impulsar las transformaciones.

Pero, ¿el pueblo desea o no los cambios?

Los desea, pero “el pueblo” no tiene cauces de expresión en las sociedades totalitarias. 
En el modelo político cubano, calcado de la Unión Soviética, las instituciones son establos 
en los que se encierra a la sociedad para transmitirles los deseos e instrucciones de la clase dirigente. Ni el parlamento, ni los sindicatos, ni las organizaciones juveniles oficiales dan cabida 
a puntos de vista que no respondan a la línea oficial decidida por la cúpula. Cuando alguien protesta dentro de las instituciones, lo amonestan, lo separan del cargo o lo marginan totalmente. Si lleva la protesta a las calles, le lanzan las turbas mediante pogromos o “actos de repudio”, o, simplemente, lo encarcelan. El cacareado centralismo democrático que se practica en el Partido Comunista, pese a la retórica de la participación de las masas en el proceso de toma de decisiones, no es otra cosa que un ritual vacío para imponer la voluntad de la jerarquía instalada en los órganos superiores de gobierno, y, en última instancia, de quien esté a la cabeza.

¿Y si el pueblo tiene poca capacidad para demandar cambios, y si Estados Unidos, 
la Unión Europea y los demócratas de la oposición interna y externa tienen una limitada capacidad para demandar cambios, ¿cómo y por qué van a llegar esos cambios?

Van a llegar por varias razones que podemos deducir de la experiencia:

·        Porque la sociedad cubana posee una centenaria tradición de modernidad y eso no se ha evaporado con el comunismo. Carece de sentido suponer que los cubanos van a estar permanentemente sujetos a un arcaico sistema de gobierno que ha desaparecido en todas partes del mundo como consecuencia de su ineficiencia. Hoy parece difícil que en Cuba se produzcan cambios, pero más extraño sería que no se produjeran. No puede olvidarse que las naciones evolucionan en grupo siguiendo corrientes históricas: estamos en una era en la que la democracia y las libertades económicas se imponen en todas partes. Cuba no puede ser la excepción a esta tendencia de forma permanente.

·        Porque hay dos factores psicológicos que están presentes en todos los procesos de cambio y 
en Cuba son fácilmente observables: de una parte, es obvio que existe un profundo desencanto 
e indiferencia con la revolución en el seno de la sociedad cubana. Por la otra, los dirigentes ya 
no se perciben como los protagonistas de una hazaña histórica positiva, sino como los agentes de un sistema torpe y cruel que ha demostrado una total incapacidad para mejorar las condiciones de vida del pueblo. A ninguna persona mentalmente sana le resulta gratificante formar parte de un grupo repudiado por la sociedad y criticado en el seno de la familia.

·        Porque entres esos cubanos de la clase dirigente tiene que haber un notable porcentaje que 
desea que mejoren los estándares de vida de la sociedad, y que están cansado de fingir devociones que no siente y de defender posiciones que les parece equivocadas. Si en la nomenclatura de todos los países comunistas de Europa central existían estos reformistas dispuestos a impulsar los cambios y a abandonar los errores, ¿por qué en Cuba va a suceder 
de otro modo? El argumento de que en Cuba persiste el comunismo por la supuesta amenaza norteamericana no es más que un pretexto sin fundamentos.

·        Porque en los últimos cuarenta años, desde el posfranquismo español comenzado a fines de 1975, hasta el desmantelamiento de las dictaduras comunistas de Europa central, los cubanos 
del poder y de la oposición han podido comprobar en veinte países que es posible una 
evolución política pacífica, sin revanchas ni atropellos, que pone fin a un sistema agotado y le 
da paso a una nueva etapa en la que casi todos salen ganando. Para cambiar el signo político 
del país no es necesaria una revolución violenta, ni la humillación de quienes salgan derrotados 
en la confrontación, sino una transición pactada hacia el multipartidismo y la libertad, en la que todos o casi todos salen ganando, como ha sucedido en el resto del mundo. La teoría de juegos lo confirma: las decisiones se inclinan, racionalmente, hacia el escenario que resulta más conveniente para la mayoría de acuerdo con los incentivos que estén presentes.

        Fuente: Firmas Press