Saturday, May 2, 2009

Cuba : Gobierno cubano se reafirma en su trinchera...

Gobierno cubano se reafirma en su trinchera

 Una mujer lleva una bandera estadounidense hoy, 1 de mayo de 2009, durante el desfile por el Día Internacional del Trabajo, en la Plaza de la Revolución de La Habana (Cuba). EFE/STR
Una mujer lleva una bandera estadounidense hoy, 1 de mayo de 2009, durante el desfile por el Día Internacional del Trabajo, en la Plaza de la Revolución de La Habana (Cuba). EFE/STR

cuba@MiamiHerald.com


La muchedumbre que se reunió el viernes en la Plaza de la Revolución para la celebración anual del Primero de Mayo envió un mensaje claro y orquestado: el gobierno cubano no piensa desaparecer dentro de poco tiempo.

El gobernante cubano Raúl Castro, vestido con guayabera y un sombrero de guano, no pronunció ningún discurso. Lo que Castro, en cambio, hizo es dejar que el acto hablara por él. El mensaje fue evidente: no importan los rumores que haya sobre conversaciones serias con Washington; el último país comunista del hemisferio no tiene ningún plan inmediato para cambiar.

"Levantemos nuestras banderas y voces para que --de un extremo a otro de este planeta, de un continente a otro-- se escuche la inquebrantable decisión de nuestro extraordinario y combativo pueblo de construir el socialismo bajo la dirección del Partido Comunista de Cuba, de Raúl y Fidel'', expresó Salvador Valdés, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), el único líder que habló en el desfile anual por el Día de los Trabajadores.

Sin embargo, mientras Valdés, otros importantes funcionarios del gobierno y 2,000 invitados internacionales se unían a decenas de miles de personas en la plaza, una foto que se le tomó a la multitud tal vez resonó con más fuerza todavía: una radiante joven con gafas de sol acudió al desfile ondeando una enorme bandera norteamericana.

La celebración del viernes por el 1ro. de mayo tuvo lugar en medio de semanas de especulación de que Washington y La Habana podrían comenzar a enterrar la confrontación que lleva ya 50 años. Cuando Obama levantó las restricciones que prohibían que los cubanos que viven en Estados Unidos visitaran a sus familiares en la isla, le envió a Castro un mensaje donde le decía que esperaba que tomara otras decisiones similares, y que a Cuba le correspondía dar el siguiente paso.

Sin embargo, los dos hermanos Castro rechazaron el planteamiento de Obama.

"El adversario nunca deberá tener la ilusión de que Cuba se rendirá'', escribió el ex dictador Fidel Castro en una nueva "Reflexión'' que se publicó el viernes.

"Hoy están dispuestos a perdonarnos si nos resignáramos a volver al redil cual esclavos que, después de conocer la libertad, aceptaran de nuevo el látigo y el yugo'', escribió Castro. "Existen todavía los que se hacen ilusiones de que los pueblos pueden ser manejados como títeres''.

En una reunión de los Países No Alineados que se llevó a cabo el pasado miércoles en La Habana, Raúl Castro dijo que el paso que dio Obama era demasiado pequeño.

"No es Cuba la que tiene que hacer gestos'', dijo Castro. "No es Cuba la que impide que los empresarios Estados Unidos hagan negocios con nosotros. No es Cuba la que castiga las transacciones financieras de los bancos norteamericanos''.

Varios cubanos que fueron entrevistados en La Habana dijeron que el desfile les parecía fuera de la realidad con la amarga situación diaria de un país donde el salario mensual es de alrededor de $20.

"Como están las cosas, no me parece que sea el momento oportuno para hacer desfiles'', dijo Yovanni, de 28 años, que se gana la vida manejando un bicitaxi. "Los que tenemos que trabajar no podemos perder tiempo en desfiles''.

El gobierno cubano reportó que más de 2,000 personas llegaron a Cuba procedentes de 70 países diferentes para asistir al evento. Granma incluyó más de 12 artículos en su página web sobre el acto que se celebra todos los años, y publicó fotografías de distintas personalidades, entre ellas la hija del revolucionario argentino Ernesto "Che'' Guevara.

La internacionalmente célebre bloguera cubana Yoani Sánchez escribió en un artículo que apareció en su blog la semana pasada que tenía planeado aprovechar la ocasión para celebrar una actividad nocturna con ruidos de cazuelas para protestar la prohibición de que los cubanos puedan viajar y salir del país libremente. La protesta, conocida como cacerolazo, estaba fijada para llevarse a cabo durante la noche del viernes, pero no se sabe si tuvo lugar o no.

Polo, de 60 años, viajó 400 millas desde Las Tunas hasta La Habana, de modo que sus colegas de trabajo no sospecharan que no acudió al acto organizado por el gobierno. A los trabajadores se les da el día libre para que participen, pero Polo dijo que no estaba muy entusiasmado por ir.

"La revolución ya no es lo que era antes'', dijo. "A veces, no tengo ni siquiera un peso para comprar tabaco. La crisis económica se ha propagado por todo el mundo, pero en Cuba siempre ha estado''.

Recostado a una pared de concreto cubierta con carteles de Fidel Castro y Che Guevara, Polo espera que vengan tiempos mejores. Sus palabras y gestos contrastaban con las cercanas canciones de un grupo de jóvenes de la fábrica de tabacos La Corona, que improvisaron letras procaces.

Otro que no participó en el desfile fue Lázaro --psicólogo de 70 años que trabajó en escuelas y universidades todo el tiempo que pudo-- quien dijo que ya no tenía la fe ni la energía para celebrar el 1ro. de Mayo.

"Se habla mucho de cambios, pero hasta ahora no ha habido ninguno''. "Bajo estas circunstancias, es difícil esperar''.

Lázaro cree que una solución es alcanzable, pero que el obstáculo está "arriba'', el gobierno, quiso decir, donde pocos funcionarios aceptan la realidad de la época.

"Es como si todo se estuviera descomponiendo'', dijo Lázaro, y agregó luego que la mano de las autoridades en La Habana no está haciendo lo que debería hacer.

"Se ha convertido'', afirmó, "en un puño cerrado''.

Este reportaje fue escrito por la reportera de The Miami Herald Frances Robles con contribuciones de un corresponsal de El Nuevo Herald en La Habana, cuyo nombre --así como los apellidos de las personas que entrevistó-- no se revelan, porque el corresponsal no tiene la visa de periodista que exige el gobierno de Cuba.

Cuba : Castro dice observar con atención a Obama...


Castro dice observar con atención a Obama

LA HABANA


El ex gobernante cubano Fidel Castro afirmó que la isla observa ''cuidadosamente'' los pasos que da el Gobierno estadounidense de Barack Obama, y señaló que en Cuba no son ni ''incendiarios'' ni ''tontos'' que se dejan engañar por las leyes del mercado.

''Estudiamos y observamos cuidadosamente cada uno de sus pasos (del Gobierno de EEUU)'', señala Castro en un nuevo artículo publicado ayer en la prensa oficial, en el que el jefe de la revolución repasa la historia del Primero de Mayo.

''No somos incendiarios como algunos imaginan, pero tampoco tontos que se dejan engañar fácilmente por los que creen que lo único importante en el mundo son las leyes del mercado y el sistema capitalista'', agrega.

El ex presidente cubano señala que ''no puede decirse todavía la última palabra sobre la evolución futura de la actual administración norteamericana'', y añade que ``hay elementos nuevos, tanto de carácter objetivo como subjetivo''.

''Hoy están dispuestos a perdonarnos si nos resignáramos a volver al redil cual esclavos que, después de conocer la libertad, aceptaran de nuevo el látigo y el yugo'', afirma Fidel Castro.

''Estamos todos en el deber de luchar por la paz; no existe otra alternativa. Jamás, sin embargo, el adversario debe hacerse la ilusión de que Cuba se rinda'', subraya el ex presidente, de 82 años.

El gobernante cubano, Raúl Castro, afirmó esta semana que no es La Habana quien tiene que hacer gestos hacia Washington porque la isla no ha impuesto sanciones a ese país, aunque reiteró su predisposición a conversar ''de todo'' con la Administración de Barack Obama.

Además consideró que las medidas aprobadas por Obama a mediados de abril pasado para levantar las restricciones de viaje a la isla de los cubanoestadounidenses y eliminar los límites a las remesas son ''positivas'', aunque de ``alcance mínimo''.


Fuente: EFE/ilustra Pong