Thursday, May 7, 2009

Cuba : Hemeroteca ( Daily News - New York )...

Cuba entre dientes...

Lance Steagall

Baucus and Agricultural Exports to Cuba

by Lance Steagall  ::  Filed Under The AmericasWorld Trade  ::  May 6th, 2009 @ 4:00 pm EST

It makes no sense for us to buy rice from Asia when we could buy it from the United States,” Cuba’s ex-Foreign Trade Minister Raul de la Nuez

Acting on the water-tight reasoning of the recently deposed de la Nuez, US Senator Max Baucus is expected to announce legislation this week that would increase US agricultural exports to Cuba. Those working to drop the embargo no doubt appreciate the agricultural interests at the heart of Baucus’ move.

Indeed, for all the contradictions of the Cuban embargo, this is perhaps the most novel: the grassroots and big business share a common ground. But where activists see a moral issue, big business sees a lucrative market — before the 1962 embargo, Cuba was the top destination for US rice. If trade circumstances become favorable once again, the industry predicts that exports to Cuba could reach 400,000 metric tons per year.

Fuente: The Seminal

Cuba : El pastel de la finquita...

El pastel de la finquita

Nuevo socio en el negocio del turismo cubano

Cubamatinal/ La compañía de inversiones en bienes raíces Qatarí Diar entró en el negocio del turismo cubano con una empresa mixta junto a la estatal Gran Caribe que invertirá $75 millones en un proyecto turístico en una cayería del sur de la isla, informaron el miércoles fuentes de ambas empresas.

La Habana, 6 de mayo / EFE/ Qatarí Resorts Company (filial de Qatarí Diar) y Gran Antilla (dependiente de Gran Caribe) formaron hoy la empresa mixta Gran Paraíso, que construirá un hotel de cinco estrellas en Cayo Largo del Sur con 450 habitaciones y servicios "de clase mundial'', según las fuentes.

El proyecto en el cayo situado en el sur-occidente de Cuba incluye, además, la construcción de 60 villas de lujo y un complejo comercial que los promotores esperan esté listo para el año 2012.

El director ejecutivo de Qatarí Diar, Ghanm Bin Saad, indicó en conferencia de prensa que ‘‘este proyecto es solo el inicio'' del trabajo de la compañía en Cuba y explicó que han hablado con las autoridades de la isla sobre "muchos proyectos de inversión futuro'', en sectores que van más allá del turismo.

"En medio de la crisis económica mundial, Cuba se convierte en uno de los destinos principales de nuestro trabajo porque Cuba tiene firmes bases económicas sobre todo en el turismo'', agregó el director de la compañía árabe.

Ghanm Bin Saad señaló que conversaron con las autoridades cubanas sobre proyectos conjuntos en sectores como la cría de animales o la producción agrícola, y les han expresado la disposición de apoyar a Cuba en fertilizantes químicos.

''Tenemos un equipo de médicos cubanos que trabajan en Qatar y que estará a cargo de la administración y la operación de uno de los hospitales más grandes que habrá en la zona'', agregó.

Además, precisó que han propuesto la creación de un holding que "dirigirá todos los proyectos'' que la compañía haga en Cuba y que permitiría "acometer nuevos y mayores proyectos de inversión, tratando de evitar al máximo las trabas administrativas''.

El director de la compañía qatarí explicó que el proyecto turístico se ha consumado tras un estudio de más de dos años, aunque no especificó si la reciente eliminación de las restricciones de viaje a la isla para los cubanoamericanos han hecho más atractivo el sector turístico de la isla para los inversores.

Por su parte, el presidente de Gran Caribe, Luis Miguel Díaz, destacó que el estadounidense ‘‘es un mercado más'' y Cuba no le va a cerrar las puertas a nadie, aunque subrayó que "el desarrollo del turismo cubano no se ha montado para ningún mercado específico''.

La nueva empresa mixta constituirá "el inicio de otros importantes desarrollos dentro de nuestro sector'', destacó Díaz.

Cuba : Parlamento Europeo llama a Cuba a respetar pactos internacionales sobre DDHH...

Parlamento Europeo llama a Cuba a respetar pactos internacionales sobre DDHH
Parlamento Europeo 


(Radio Martí) - El Parlamento Europeo instó este jueves al gobierno de Cuba a ratificar sin reservas los pactos internacionales sobre derechos humanos que firmó el año pasado, y a liberar a todos los presos políticos. 

En su informe anual sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, la Eurocámara recuerda que La Habana suscribió en febrero del 2008 el Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos, y el Pacto Internacional sobre Derechos Económicos Sociales y Culturales.

Los eurodiputados le piden al gobierno cubano que respete los derechos protegidos en los tratados que firmó. El documento fue aprobado con cuatrocientos veintinueve votos a favor, treinta y cinco en contra y cincuenta y cinco abstenciones.

Asimismo, el informe toma nota de la decisión adoptada por la Unión Europea en junio del 2008 de anular las sanciones diplomáticas que había impuesto al régimen de la isla tras la ola represiva de la Primavera Negra del 2003.

También expresa la preocupación del Parlamento Europeo por la forma en que las autoridades tratan a los cubanos laureados con el Premio Sajarov. Se trata del opositor Oswaldo Payá Sardiñas, coordinador del Movimiento Cristiano Liberación, y del grupo Las Damas de Blanco, integrado por esposas, madres y otras familiares de presos políticos.

Fuente: Radio/TV Martín

Cuba : Música...

Música

Percusionista del mundo

'The First Basket', el trabajo más universal del cubanoamericano Roberto Juan Rodríguez.

Roberto Juan Rodríguez. (myspace.com)

Roberto Juan Rodríguez. (myspace.com)

Cuando el saxofonista John Zorn, dueño y productor deTzadik (sello discográfico de catálogo, exclusivo de música hebrea), le preguntó al percusionista cubanoamericanoRoberto Juan Rodríguez si le interesaba grabar un álbum de música judía para su pequeña disquera, la respuesta fue de un sí tan rotundo y convincente, que el propietario le respondió: "Sólo espero que me digas cuando empezamos…".

Rodríguez, que había colaborado con músicos y bandas de Miami y Nueva York (Rubén Blades, Celia Cruz, Randy Brecker, Paquito D'Rivera, Dave Liebman, Paul Simon, LLoyd Cole, Israel López Cachao, Miami Sound Machine, Lester Bowie…), guardaba un secreto que nunca le confesó a Zorn: no tenía experiencia como compositor, ni mucho menos de los secretos creativos de la música semita frente al papel pautado.

Sí conocía y ejecutaba, con soltura desde su niñez, tonalidades heredadas genéticamente; pero tenía total desconocimiento en la tarea de crear melodías y dibujar pautas armónicas y rítmicas en un discurso coherente.

No perdió tiempo, aprovechó la rendija que le brindaba Zorn, estudió con su padre —el trompetista y trombonista de pistón Roberto Luis Rodríguez— los misterios de la geografía musical klezmer, se hizo amigo y cómplice del clarinetista David Krakauer y se encerró a componer. Después, a grabar las piezas de uno de los discos más amorosos del planeta tierra: El Danzón de Moisés (Tzadik, 2002).

Éxito y continuidad

El éxito fue apoteósico: la crítica especializada elogió su trabajo, el público judío celebró con fervor la propuesta y los melómanos cubanos no se cansaban de hablar por doquier de esos danzones dulces y tristes que recreaban los espacios de la habanera, se entrometían en los rincones de la cultura yoruba, gritaban desde los balcones de la música klezmer y coqueteaban con las sonoridades del son, la guajira, la conga callejera y el guaguancó.

Danzonete HebreoShalomaa ShangóGuahira o Comparsa en Altamar inauguraban una cartografía melódico-rítmica judeocubana, arropada en la tónica "jasídica" y matizada en equilibrio con la percusión afrocubana.

"Esta idea la tuve hace mucho tiempo, desde que era pequeño, allá en Cuba. Mi padre tenía muchos amigos judíos y alternábamos con ellos. Luego, venir a Estados Unidos y encontrarme con la inmensa comunidad judía, hizo que no perdiera esa concepción de querer hacer algo musical que fusionara el klezmer y lo cubano", afirmó en una entrevista Rodríguez.

Fue el clarinetista Don Byron, con su Klezmer Conservatory Band, uno de los primeros músicos norteamericanos que enlazó los tonos del free jazz en las costuras de la tradición musical hebrea. Sus resultados fueron singulares, de una gran fuerza creativa. Dúmbola Canalla, Barrunto Bellota Band, Cuarteto Sherele, Amsterdam Klezmer Band o Klezmerson son algunos de los conjuntos que cultivan por el mundo las melodías expresivas del "cantar instrumental" israelita.

Roberto Juan Rodríguez ha continuado trabajando con Tzadik y nos ha regalado otros compendios, donde, con inteligencia, renueva y fortalece los hilos discursivos de El Danzón de Moisés.

Baila! Gitano Baila! (2005) y Oy Vey… Ole —con la colaboración del veterano pianista Irving Fields— (2006) subrayan en "nuevas versiones" —acordes con el formato del grupo— algunas de las composiciones que aparecen en El Danzón… Aunque se observa un mejor balance en la combinación de la sonoridad de las dos raíces musicales —la sefardita y la afroantillana— y lúdicas improvisaciones sincopadas de flauta, trombón, acordeón, clarinete y trompeta, nunca se supera la espontaneidad y frescura de las alegorías rítmicas del primero.

Del encuentro en 2006 con el pianista argelino Maurice el Medioni, resultó Descarga Oriental (Piranha Musik, 2006), suerte de amorosa jam session con aires de son montuno, boogie-boogie y olores del Magreb.

Crónica de la NBA

'The First Basket'

Ahora aparece The First Basket (Tzadik, 2009), soundtrack music de la película documental homónima del cineasta David Vyorst, que narra la crónica de la NBA y la participación de inmigrantes judíos en el desarrollo del baloncesto en Estados Unidos.

Roberto Rodríguez opta aquí por un formato cuasi big band, a la usanza europea (fagot, trompeta, trombón, tuba, saxofón tenor, corno francés, clarinete, clarinete bajo, piano, guitarra y drums), y le agrega instrumentos de la tradición sefardí (acordeón, banjo, shofar y violín), en una impronta de seductora acústica.

El klezmer se columpia en apuntes de sutilezas jazzísticas, que van desde el sonido New Orleans-Bebop (Armstrong/Gillespie) hasta elfree (Don Cherry, Coleman, Byron), con resplandores del swing, en evidente homenaje a Goodman, Ellington, Basie y Kenton.

Lo "cubano" se diluye en una apuesta de arreglos orquestales que rememoran algunos fragores de las más significativas charangas y jazz band cubanas. Ecos de Ninón Mondéjar y su América, Arcaño, Casino de la Playa, Pérez Prado, Hermanos Castro, la Estudiantina Oriental, Romeu, Valenzuela, O'Farrill y Machito se filtran en los colores que Rodríguez acomoda para sostener y subrayar las imágenes visuales de Vyorst. Pero, esta banda sonora funciona con independencia, por los valores que se desprenden de su índice, apuntalados no como mera ilustración, sino fincados en los filos de un canturreo polifónico en salmos festivos y nostálgicos.

Posiblemente, esta sea la producción musical de Rodríguez más alejada de los cánones afrocubanos y, al mismo tiempo, la mejor concebida dentro de una universalidad que el percusionista cubanoamericano ha sabido asimilar para enriquecer su imaginario melódico.

Treinta composiciones breves, trazadas en espirales minimalistas y estructuradas como "bagatelas" (en el sentido beethoveniano), con ricercare sorpresivo que seduce a los oídos más exigentes. Escritura, arreglos y dirección musical de Rodríguez, con huellas de epifanía: imposible olvidar las espumas y los ímpetus de piezas como Shofar, que abre el CD en algarabía galopante y limpias modulaciones; Catskills New York, facturada en sonámbula cadencia de mambo; Philadelphia Spahs, que recrea los resquicios de Nueva Orleáns; Kosher Rasta, en consonancias con Ellington y Goodman; o Jerusalem Momenta, que cierra el CD en cabalgata de habanera con mesurado sabor danzonero.

Roberto Juan Rodríguez apuntala su estilo y se afianza como unos de los músicos cubanoamericanos más propositivos de las resonancias klezmer. Si en El Danzón de Moisés lo cubano reverberaba en frondas de recitaciones evidentes, en The First Basket las sutilezas juegan un papel fundamental, como líneas de equilibrio que sortean variantes de diversas hablas musicales.

Músico con muchas canastas por anotar todavía, Roberto Juan Rodríguez confirma la vitalidad en esta jugada.