Monday, June 29, 2009

Cuba : GOLPE DE MILITAR EN HONDURAS. UN ANÁLISIS...


GOLPE DE MILITAR EN HONDURAS. UN ANÁLISIS

Jorge Hernández Fonseca

www.cubalibredigital.com

29 de Junio de 2009

Los amantes de la democracia en Latinoamérica no aprendemos de nuestros errores. Después de una sucesión chapucera de acontecimientos, un nuevo “presidente civil” hondureño nos trata de convencer por la TV internacional de que su gestión “no” es producto de un golpe militar. Ya el mundo se pronunció contra la asonada y ahora lo que cabe esperar es un desenlace como el sucedido hace unos años en la Venezuela de Chávez, y que Honduras se hunda en el caos.

Para los cubanos demócratas, que sabemos el peligro que corría Honduras bajo la presidencia de Zelaya, se ha desperdiciado una oportunidad sin igual para desenmascarar al castro-chavismo. Todos los factores democráticos hondureños, incluyendo al propio partido de Zelaya, estaban en concordancia con el camino torcido que tomaban los acontecimientos dirigidos desde Caracas: el Congreso, el Poder Judicial, la Iglesia y la opinión pública nacional. ¿Era necesario entonces el uso de la fuerza del ejército para tirar a Zelaya de la presidencia?

El único poder constitucional capaz de --democráticamente-- tirar a Zelaya de la presidencia de la República, es el Congreso Nacional, bajo determinadas circunstancias. No puede el Poder Judicial, sin un proceso previo, intervenir en asuntos propios del Poder Ejecutivo --como es darle órdenes al ejército-- y mucho menos si estas órdenes son de detener al presidente de la República. ¿Por qué el Congreso hondureño no actuó previamente, retirando la investidura de Zelaya antes de detenerlo y deportarlo como un ciudadano común y no como un presidente.

Desde que se inició la semana, Zelaya dio muestras de desobedecer a los Poderes del Estado --que tácitamente le ordenaron no hacer la “consulta-- y había elementos suficientes como para que el Congreso iniciara un proceso de destitución constitucional por violación de su juramento presidencial de defender la Constitución. Esa desobediencia era la prueba que los poderes del estado necesitaban para retirar de Zelaya su inmunidad. ¿Por qué se invirtieron los procedimientos? Cuando el ejército detuvo a Zelaya, este era el presidente constitucional de Honduras, investido de inmunidad. Fue preso y deportado. Un error que se pagará caro.

No es posible admitir, democráticamente, una arbitrariedad de ese calibre --sobre todo-- cuando errores similares años antes con Hugo Chávez resultaron fatales para todos. Ahora es correr tras el perjuicio que implica ser universalmente rechazado por la comunidad internacional. Ningún presidente democrático apoyará una arbitrariedad como esa, porque se arriesgan a que el ejército de su propio país, que debería estar bajo su mando, lo arreste arbitrariamente y lo deporte, sin haber sufrido previamente un debido proceso por los órganos competentes.

¿Por qué hubo de presentarse una renuncia falsa de Zelaya ante el Congreso hondureño? Son chapucerías que no pueden ocurrir en un proceso serio. Cuando Zelaya argumentaba que su “consulta” no era tal y que era una simple “encuesta” (¿encuesta con urnas y votación secreta?) abusaba de un tipo de embuste, similar al usado en el Congreso poco después en su contra. ¿Era necesario usar mentiras y artimañas cuando Zelaya ya había dado pruebas de haber violado la Constitución? En este caso la alteración del orden de los procedimientos fue fatal.

Claro que la sociedad hondureña tiene motivos para defenderse de personajes de la calaña de Zelaya, que son capaces de entregar a su pueblo inerme al orden castro-chavista. Sin embargo, si los que nos oponemos a un sistema tan arbitrario y descriminatorio usamos métodos ilegales, similares a los de esos regímenes, damos pie a la crítica internacional, y al no reconocimiento de las buenas intenciones implícitas. Convertimos el potencial revés democrático del castro-chavismo en Honduras, en un sonado triunfo de nefastas consecuencias para la democracia.

Los errores analizados han llevado a Honduras a una disyuntiva complicada: o bien establece una especie de régimen producto de una “arbitrariedad constitucional”, no reconocido por la comunidad latinoamericana ni mundial, o permiten el regreso de Zelaya al país, deportado ilegalmente. En el caso de la segunda hipótesis, esta permitiría a los poderes del estado hondureño enmendar sus errores previos, sometiendo a Zelaya --una vez en territorio hondureño y dándole todo el derecho de defensa con que un presidente constitucional debe contar-- al debido proceso que debería haber enfrentado antes de ser preso y deportado.

Para los demócratas de América Latina se abre la posibilidad, si los actuales gobernantes hondureños insistieran en adoptar la primera hipótesis --no permitiendo a Zelaya regresar al país como presidente-- de la existencia de un segundo “estado ilegal” en Latinoamérica, además de la Cuba de los hermanos Castro. Este sería un caso interesante, donde podríamos ver el tratamiento diferenciado que se le daría a la “ilegal Cuba de Castro”, comparada con el que se daría al “ilegal régimen de Honduras” después de este controvertido golpe cívico-militar.

Fuente: Cuba Libre Digital

Cuba "Efecto de Dominó" -Países del ALBA retiran embajadores de Honduras...

Países del ALBA retiran embajadores de Honduras

Los líderes del Alba se reunieron en Nicaragua. REUTERS

  • Los líderes del Alba se reunieron en Nicaragua para tratar la situación hondureña

Hugo Chávez y Rafael Correa aseguran que no aceptarán a ningún diplomático de Honduras en sus países

MANAGUA, NICARAGUA.- Los presidentes de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de las Américas (Alba) acordaron el lunes retirar a sus embajadores en Honduras hasta que el presidente Manuel Zelaya sea ''restituido incondicionalmente'' en su cargo.

Los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; de Nicaragua, Daniel Ortega; y de Ecuador, Rafael Correa, así como el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, comunicaron en una conferencia de prensa en la capital nicaragüense que también decidieron que no aceptarán a ningún diplomático de Honduras en sus respectivos países.

Pertenecen al ALBA nueve países de la región entre ellos, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Honduras, Cuba y otros del Caribe.

Los líderes del Alba se reunieron en Nicaragua para tratar la situación hondureña, igual que los mandatarios del Sistema de la Integración Centroamericana y del Grupo de Río, cuyo presidente pro témpore, el mexicano Felipe Calderón, también condenó el golpe de estado que depuso a Zelaya.

Fuente: AP /INFOMADOR/MFRC

Cuba denuncia ''criminal golpe'' en Honduras...

Cuba denuncia ''criminal golpe'' en Honduras

Bruno Rodríguez.
Bruno Rodríguez.

HABANA

El Gobierno de Cuba denunció el domingo el carácter ''criminal'' y ''brutal'' del ''golpe de Estado'' en Honduras, y responsabilizó a las Fuerzas Armadas de ese país con por la vida de la canciller hondureña, Patricia Rodas.

''Denuncio el carácter criminal, brutal de este golpe de Estado. Reitero la solidaridad de Cuba y de los países de la ALBA con el pueblo hondureño que se moviliza, resiste, y lucha contra el golpe'', afirmó hoy el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, en una conferencia de prensa en La Habana.

''Cuba reclama, exige firmemente, el restablecimiento del Estado de Derecho en Honduras y que los militares golpistas depongan su actitud'', resaltó Rodríguez.

Asimismo, responsabilizó a las Fuerzas Armadas por la vida de la canciller Rodas, quien fue arrestada junto con el embajador cubano en ese país, Juan Carlos Hernández, y trasladada a la Base de la Fuerza Aérea en Tegucigalpa.

Hernández, quien ya fue liberado y se encuentra en la embajada de Cuba en Tegucigalpa, explicó en una comunicación telefónica trasmitida en la conferencia que los militares incomunicaron a Rodas en el momento en que lo sacaron ''por la fuerza'' de la base militar.

''No sabemos qué ha sucedido con la canciller en este tiempo'', indicó Hernández, quien tras el golpe se había unido a los embajadores de Venezuela y Nicaragua para extenderle su inmunidad diplomática a Rodas.

El diplomático cubano narró que los tres embajadores ''conversaban'' y ''evaluaban'' con la canciller hondureña su situación en Tegucigalpa, cuando fueron ``interrumpidos por militares de las Fuerzas Armadas''.

Según explicó, un mayor de apellido Oceguera ''trató de negociar'' la salida de Rodas, pero poco tiempo después unos 15 militares irrumpieron ''de manera violenta'' con indicaciones de ``que debían sacarla por la fuerza''.

Hernández denunció que fue golpeado ''con armas largas'' y, tras el arresto en la Base Aérea, militares encapuchados lo dejaron en el área del aeropuerto internacional de Tegucigalpa, desde donde logró regresar a la embajada cubana.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba indicó que actualmente todo el personal diplomático de la isla está en la sede de la Embajada, y los 486 cooperantes cubanos en Honduras ``se encuentran protegidos por el pueblo hondureño en sus lugares de trabajo''.

Sobre la participación de la isla en las reuniones convocadas para Managua por el presidente Hugo Chávez, y el de Nicaragua, Daniel Ortega, precisó que Cuba ''estará representada de manera apropiada'' y ``participa en los arreglos de estos eventos, incluida la Cumbre de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA)''.

Cuba : Opinión...

Este mundo está loco, loco, loco y no es el título de una película

Opinión/ Apuntes de una periodista

Como la vara bíblica de Moisés -que apartó las aguas en dos mitades- la crisis de Honduras ha definido como ningún otro acontecimiento, lo dividido que está el mundo frente a lo que se estima es el real concepto de Democracia.

Por Angélica Mora

Nueva York, 29 de junio/ Hoy los auto proclamados defensores de esa palabra sólo miran la letra en la parte que especifica que Manuel Zelaya “es un presidente elegido constitucionalmente”. Pero no analizan que el mandatario hondureño iba a usar ilegalmente el recurso de la consulta popular para perpetuarse en el poder.

Todos los que hoy condenan el golpe de estado en Honduras -dado para defender la democracia en peligro- han ignorado en el pasado las reiteradas violaciones a la Constitución venezolana del presidente Hugo Chávez.

Y ni que decir del régimen monárquico de La Habana, que se ha atornillado al poder por medio siglo –sin elecciones– y con Fidel Castro entregando el cargo de “presidente” al su hermano y sin que se alce ni siquiera una ceja en protesta.

Los Castro no fueron elegidos democráticamente, entonces ¿por qué los organismos que se las dan de Veladores de la Democracia no han saltado en esta ocasión para Cuba, en defensa de la palabrita y lo que ésta significa?.

Volviendo a Chávez, nadie reclamó cuando éste ignoró los resultados de la consulta del pueblo hace dos años –que dio un rotundo “NO” a sus pretensiones de permanecer eternamente en poder– y volvió a presentar porfiadamente -como si nada- el proyecto amañado y respaldado por sus cómplices en el poder legislativo.

El mundo, representado por Estados Unidos, Naciones Unidas, la OEA y la Unión Europea saltó –en esta ocasión– más rápido que una libre, en defensa de un izquierdista camuflado, que buscaba el mismo resultado que Chávez: el poder infinito a través de la reelección.

Hoy, el Presidente Barack Obama declaró que “cualquier tensión y disputa existente debe ser resuelta pacíficamente a través del diálogo, libre de cualquier interferencia del extranjero”.

¡Hey!, entonces bajo ese parámetro, habría que pedir explicaciones a Hugo Chávez por su interferencia y por entrometerse en los asuntos internos de Honduras al enviar ayuda material y logística para la realización de la consulta popular en Honduras.

Asimismo, bajo ese mismo criterio, habría que sancionar de nuevo, toda la injerencia de Caracas y La Habana en la región, que le costó la expulsión “en otros tiempos más justos” a Cuba de la OEA.

Dicen que “Todo es del color del cristal con que se mira”.
Es una pena que la mirada internacional esté usando un vidrio empañado. La visión por esto está distorsionada y fuera de enfoque en su percepción de la realidad del trabajo comunista en el Continente.
Especialmente en los Estados Unidos. La percepción, en general, de la Casa Blanca nunca ha estado más equivocada que en estos momentos.

Esta crisis ha servido para definir con certeza “Quien es Quien” y donde están ubicadas las reales fuerzas que apoyan la Democracia y la Libertad.

Por ahora, el mundo está demostrando que está loco al respaldar el afianzamiento del totalitarismo.
Que no se queje, más adelante, de los resultados.

Fuente: Cubamatinal

Cuba : Embajador cubano 'detenido y golpeado' en Honduras...

Embajador cubano 'detenido y golpeado' en Honduras

Hondureños protestan tras las rejas que rodean el palacio de gobierno hondureño, en Tegucigalpa, tomado por los militares.
Hondureños protestan tras las rejas que rodean el palacio de gobierno hondureño, en Tegucigalpa, tomado por los militares.
AP

LA HABANA

El embajador cubano en Honduras, Juan Carlos Hernández, dijo telefónicamente desde Tegucigalpa que fue detenido y golpeado por militares hondureños mientras se encontraba junto a la canciller de ese país, Patricia Rodas, antes de ser liberado y regresar a su sede diplomática.

Hernández, quien se comunicó con periodistas en La Habana en una conferencia convocada por la cancillería cubana, dijo que fue "golpeado en varias oportunidades con arma largas, empujado y maltratado'' por militares que depusieron del poder al presidente de Honduras, Manuel Zelaya.

El diplomático cubano dijo que se encontraba junto a sus colegas de Nicaragua y Venezuela dándole protección a Rodas con su inmunidad diplomática, cuando un mayor del ejército hondureño conminó a la ministra a que la acompañara.

Tras la negativa de ella y de los embajadores a seguir sus órdenes, una docena de militares con armas largas y pasamontaña penetraron en la habitación y se llevaron a todos detenidos a una base de la Fuerza Area Hondureña.

Desde ese lugar pudo hablar telefónicamente con la cancillería en La Habana, una plática interrumpida por los militares que le arrebataron el teléfono y lo montaron por la fuerza en un vehículo que lo trasladó hasta el aeropuerto civil, donde fue liberado.