Saturday, December 19, 2009

La peregrinación de San Lázaro vuelve a reunir a miles de devotos en Cuba

Una anciana avanza de rodillas cumpliendo una promesa al milagroso San Lázaro en el Santuario de El Rincón, en La Habana (Cuba).
Una anciana avanza de rodillas cumpliendo una promesa al milagroso San Lázaro en el Santuario de El Rincón, en La Habana (Cuba).
EFE

La Habana

Miles de cubanos repitieron hoy la peregrinación anual al santuario de El Rincón, en las afueras de La Habana, para llevar pedidos y ofrendas al ‘‘milagroso'' San Lázaro, adorado en la isla tanto por católicos como por practicantes de la santería.
''El Rincón'', situado a unos 30 kilómetros de La Habana, reunió a religiosos, fieles, pagadores de promesas y vendedores, en una romería que hoy tiene su día más concurrido, pero que en realidad comienza a inicios de diciembre y termina con año nuevo.
San Lázaro, al que los fieles le atribuyen milagros de todo tipo, pero principalmente curas o salvaciones, es objeto de una devoción que fusiona al santo católico, al viejo mendigo Lázaro de la Biblia, y a Babalú Ayé, uno de los "orishas'' del culto yoruba afrocubano.
Su santuario amaneció tapizado con velas y flores, junto a otras ofrendas tradicionales como monedas, perros, prendas de color morado, tabaco y café, mientras algunos devotos decidieron entregarle obsequios tan peculiares como botellas de aceite vegetal.
Los pagadores de promesas, aunque en menor cantidad que en años anteriores, se presentaron descalzos, caminando sobre las rodillas, o arrastrándose por el camino hasta la iglesia con piedras y ladrillos a cuestas.
Fuente: EFE

Cuba amonesta a diplomáticos extranjeros

La presencia del diplomático europeo Chris Stimpson provocó la ira de los partidarios del gobierno.
La presencia del diplomático europeo Chris Stimpson provocó la ira de los partidarios del gobierno.
Javier Galeano / AP

wcancio@elnuevoherald.com

El gobierno cubano convocó a los máximos representantes diplomáticos de Estados Unidos, Alemania y Gran Bretaña en La Habana, para quejarse formalmente por la participación de funcionarios de sus legaciones en las manifestaciones realizadas por activistas y disidentes en ocasión del Día Internacional de los Derechos Humanos.
Las demostraciones pacíficas en la capital cubana resultaron brutalmente acosadas el 10 de diciembre por cientos de partidarios gubernamentales, que fueron llevados en ómnibus y actuaron ante la presencia de las autoridades. Durante la jornada, más de 80 activistas fueron arrestados a lo largo del país.
Según dijeron fuentes diplomáticas a El Nuevo Herald, Jonathan D. Farrar, jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos (USINT), y los embajadores Diana Melrose y Claude Robert Ellner, de Gran Bretaña y Alemania, respectivamente, fueron citados al Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) el sábado 12 de diciembre, y amonestados por supuestas violaciones del reglamento establecido para las misiones extranjeras.
La información fue confirmada por el Departamento de Estado y la Embajada de Gran Bretaña en Washington, que respaldaron firmemente la presencia de sus diplomáticos en las manifestaciones organizadas por activistas de derechos humanos.
"Ese día [10 de diciembre] un diplomático británico, junto a diplomáticos de otros países, recorrió La Habana para observar las protestas pacíficas por parte de personas críticas del gobierno y para presenciar las reacciones que podrían ocurrir'', declaró un portavoz de la misión británica en Washington. "Esta es enteramente una actividad diplomática legítima''.
Agregó que el diplomático británico se hallaba monitoreando las demostraciones "como parte de la política asumida por Gran Bretaña en la promoción de la libertad de expresión y los derechos humanos''.
El Departamento de Estado explicó que sus diplomáticos en La Habana observaron los días 9 y 10 de diciembre "tres pequeñas y pacíficas demostraciones por el Día Internacional de los Derechos Humanos''.
"Mientras que las demostraciones transcurrían de manera pacífica, turbas organizadas por el Estado fueron traídas hasta el lugar para atacar e intimidar a los manifestantes'', declaró a El Nuevo Herald un funcionario estadounidense que pidió anonimato. "Los diplomáticos observaron las marchas y la violencia orquestada, y actuaron de una manera consecuente con sus funciones y responsabilidades internacionalmente reconocidas''.
El lunes 14 de diciembre el embajador cubano en Berlín, Raúl Becerra Egaña, fue convocado por la cancillería e informado de que el gobierno alemán rechaza todas las alegaciones presentadas a sus representantes en La Habana.
Un día antes de la citación de los diplomáticos al MINREX, la televisión cubana mostró fotos y criticó como "un acto de intromisión en los asuntos internos'' la presencia de cuatro diplomáticos occidentales en las manifestaciones, protagonizadas por activistas disidentes y miembros del movimiento cívico Damas de Blanco en céntricos lugares de La Habana.
Las imágenes identificaban a Chistopher Stimpson, segundo secretario de la Embajada Británica; Volker Pellet, segundo jefe de la Embajada de Alemania; y los estadounidenses Kathleen Duffy y Dale Lawton, funcionarios de la USINT. La prensa internacional circuló fotos y videos de Stimpson en el Parque Villalón, rodeado de manifestantes pro gubernamentales que le obligaron a tomar su automóvil y abandonar el el lugar.
Sin embargo, una fuente diplomática --sin vínculo con las misiones citadas-- dijo desde La Habana que en las manifestaciones del 10 de diciembre también participó el segundo secretario de la Embajada de Canadá, Marc-Antoine Dumas. El embajador, Jean Pierre Juneau, no fue convocado por las autoridades cubanas.
"Hubo un funcionario canadiense que estuvo muy activo en las demostraciones del Parque Villalón y la Calle Neptuno [Centro Habana], pero no estuvo en la atención de las autoridades cubanas'', dijo un diplomático europeo, que pidió no ser identificado por la sensibilidad del caso.
Fue imposible establecer comunicación telefónica con la Embajada de Canadá en La Habana. Un correo electrónico enviado a esa sede diplomática por El Nuevo Herald tampoco fue respondido.
"Canadá no es un país que alimenta la imagen del enemigo externo y además hay intereses fundamentales en las inversiones y el turismo canadienses'', consideró el activista disidente Elizardo Sánchez desde La Habana. "Eso puede explicar la tolerancia de las autoridades cubanas en este caso''.
La queja del MINREX se produce en un momento de particular tensión en las relaciones entre La Habana y Washington, tras el arresto el 5 de diciembre de un contratista estadounidense de la firma Develoment Alternatives Inc. (DAI). Alegadamente, el contratista distribuía celulares, computadores y otros equipos electrónicos como parte de un programa de $40 millones del Departamento de Estado para promover la democracia en Cuba.
Estados Unidos ha exigido a las autoridades cubanas el acceso consular al detenido y ha expresado que mantendrá su apoyo a la sociedad civil en la isla.
Al mismo tiempo, las fricciones con países miembros de la Unión Europea (UE) podrían entorpecer la derogación de la postura común respecto a Cuba, que desde 1996 condiciona los acuerdos de cooperación a los avances en materia de derechos humanos por parte del régimen castrista. La eliminación de la posición común exige unanimidad de los 27 países integrantes del bloque europeo.
Activistas y grupos de derechos humanos de la isla han denunciado el incremento de la represión política en el último trimestre del año.
"Estas llamadas [del MINREX] no han caído nada bien entre los representantes de misiones europeas'', comentó a El Nuevo Herald un diplomático de un país de Europa del Este que perteneció a la órbita soviética. "Se creía que era una etapa superada por el gobierno''.
Sánchez dijo que la queja del MINREX y la crítica a los diplomáticos en la televisión cubana demuestran que el gobierno pretende extender sus acciones intimidatorias hacia el exterior, con la anuencia del ex gobernante Fidel Castro.
"Es algo muy propio del estilo desafiante de Fidel Castro, que no hay dudas de que ha retomado las riendas de la situación política del país'', comentó.
Fuente: El Nuevo Herald Pueden seguir al reportero en la red Twitter @wcancioisla

KOOL AND THE GANG ESTE FIN DE SEMANA EN LA HABANA

LA HABANA, 19 (ANSA)- Kool and the Gang, una banda de Estados Unidos que tuvo popularidad en Cuba hace tres décadas, actuará por vez primera en este país mañana como parte de un cauteloso "intercambio cultural" entre los dos países.
    El grupo, que nació de una banda instrumental, The Jazziacs, surgida en 1964, tuvo su clímax comercial entre 1969, cuando lanzó su disco "Kool and the Gang" y 1984, con el álbum Emergency.
    En Cuba, la pieza de más impacto del grupo de New Jersey fue "Celebration", en una época en la cual el rock no estaba muy extendido por los medios locales a causa de un rechazo a cierta "música americana".
    El renacimiento de sus cenizas de "Kool and the Gang" en 1994 vinculado a un filme de Hollywood, Pulp Fiction, que utilizó su música, no tuvo repercusión entre los cubanos, ya entonces muy diversos en sus preferencias rítmicas.
    El domingo la banda actuará en la "Tribuna Antimperialista" de La Habana como parte de un "intercambio cultural" no anunciado oficialmente entre Cuba y Estados Unidos que especialistas consideran como "modesto" aunque atribuido a "una mejoría" al menos en ese sector de las relaciones bilaterales.
    El intercambio, iniciado bajo el gobierno de Barack Obama, incluyó visitas, y actuaciones, de solistas cubanos y presentaciones, o el anuncio de estas, de dos orquestas cubanas de música popular, Charanga Habanera y los Van Van, en escenarios estadounidenses. DFB
19/12/2009 17:55
Fuente: AnsaLatina/ilustra LPP


EEUU enviaría seis detenidos de Guantánamo a Yemen: reporte

viernes 18 de diciembre de 2009 07:45 GYT
 
WASHINGTON (Reuters) - Estados Unidos planea transferir a seis yemeníes detenidos en la prisión de la Bahía de Guantánamo, Cuba, a su país de origen en los próximos días, una decisión que podría conducir a la repatriación de decenas más, reportó el Washington Post en su edición del viernes.
El diario, citando fuentes anónimas, dijo que la liberación fue determinada luego de reuniones de alto nivel entre funcionarios de ambos países, incluyendo una visita a Yemen del director adjunto de la CIA, Stephen Kappes.
La CIA declinó declinó ofrecer comentarios al diario.
Noventa y siete de los 210 detenidos en la controvertida prisión provienen de Yemen.
Críticos dicen que liberar prisioneros en Yemen representaría un riesgo de seguridad para Estados Unidos debido a la duda que existe respecto a si los yemeníes serán capaces de vigilarlos efectivamente.
"Creo que se involucrarán en (actos de) terrorismo que costarán vidas estadounidenses", dijo el legislador republicano Frank Wolf al diario.
El presidente Barack Obama quiere cerrar la prisión de la Bahía de Guantánamo, que ha sido fuertemente criticada por grupos de derechos humanos desde que fue establecida por el Gobierno del ex presidente George W. Bush luego de los ataques del 11 de septiembre del 2001.
(Reporte de Tabassum Zakaria. Editado en español por Carlos Aliaga)
                                                            Fuente en el Texto