Monday, January 25, 2010

Boxing for Cuba: Bill Vidal's Story

Boxing for Cuba: Bill Vidal's Story DENVER - Denver's Public Works/Deputy Mayor, Bill Vidal, knows just what the children coming to America are going thru. In 1951 he was one of 14,000 kids from Cuba, who came to the U.S, duing Operation Pedro Pan.

"My parents put me and my two brothers on a plane to Miami when Castro came into power," said Vidal. "They were to come in a few weeks, but never did and we wound up in Pueblo, Colorado at a Catholic orphanage."

His book, "Boxing for Cuba" tells his life story and a great read. Vidal says his often horrific stay at the Pueblo facility molded him.

When he sees the Haitian kids coming off the planes, in cities around the country, he sees himself.

"I know how these kids are feeling, will I ever go home, see my relatives, or know if they are dead or alive," said Vidal. "Their lives are going to change so much, they have no idea."

And now the boy from Cuba is on the verge of being a big city mayor, when and if Mayor John Hickenlooper steps down as he runs for governor.
 

Cuba’s hypocritical bullshit propaganda

The horrific tragedy in Haiti should not be used for political purpose, and Babalú has refrained from commenting on the fact that Cuba is doing exactly that, but IMO there comes a point where remaining silent is unconscionable.
I've reached that point.  While the Haitian people deserve all the help they can get, from every available source, and I'm glad they are receiving said assistance, I cannot remain silent as story after story goes on and on about Cuban doctors saving thousands of Haitians while performing thousands of "difficult" surgeries, etc., etc., etc., while lamenting that they wish they could do more.   The hypocrisy is disgusting because the castro regime will not allow Cuban doctors to provide adequate  medical care to their own people.  The regime practices medical "apartheid" with one system for tourists and the elite, and quite another one for the average Cuban who is unable to buy aspirin.  So I say enough of this politically correct bullshit that the castro regime has been getting by with for 51 years.
Fact: Cuban doctors who are willing to stand up against this injustice become enemies of the state as in the case of political prisoners Dr. Oscar Elias Biscet and Dr. Darsi Ferrer, who was just beaten by a political "re-education officer" while handcuffed and unable to defend himself.
Fact:  The castro regime denies the Cuban people all human rights, and if they don't care about their own people you'd have to be a complete idiot to believe that they care about the Haitians.
There, I've said it and if this makes me a bad person, well then let the stone throwing begin.

S:babalú

Talks on cooperation resume in Moscow

(fot1) Ricardo Cabrisas Ruiz, vice president of the Council of Ministers, arrived Sunday in Moscow for a meeting with Russian Deputy Prime Minister Igor Ivanovich Sechin, the Prensa Latina news agency (fot2) reported.
The officials, co-chairmen of the Russo-Cuban intergovernmental commission, will review the accords made by the two countries at their previous meeting, in January 2009, and plan the next one, set for April in Havana.
Topics for discussion are the credits granted to Cuba by Russia, Russian investments in the Cuban economy, and bilateral cooperation in science, communications, transportation and basic industry, among other endeavors.
Cabrisas is accompanied by the head of the Cuban Civil Aeronautics Institute, Rogelio Acevedo, and representatives of several Cuban ministries.
Posted by Renato Perez at 08:16 PM in Economy & Trade, The World
Permalink | Comments (0) | TrackBack (0)
S:Cuban Colada
An Intercepted Correspondence, Cairo. Painting by John Frederick Lewis, 1868. (Image: The Economist)
The Economist published an interesting article on the psychology of power where a series of experiments were conducted in an attempt to elicit states of powerfulness and powerlessness in the minds of volunteers.
Taken together, these results do indeed suggest that power tends to corrupt and to promote a hypocritical tendency to hold other people to a higher standard than oneself…These results, then, suggest that the powerful do indeed behave hypocritically, condemning the transgressions of others more than they condemn their own…But another everyday observation is that powerful people who have been caught out often show little sign of contrition. It is not just that they abuse the system; they also seem to feel entitled to abuse it.
Read the full article here.
FAR Archives (Image: Granma)
Fifty years ago, Cuba’s Revolutionary Armed Forces (Fuerzas Armadas Revolucionarias — FAR) created an archive to store important documents of the military.
The Central Archive of the FAR (Archivo Central de las Fuerzas Armadas Revolucionarias — FAR) is housed in the Fort of San Carlos de la Cabaña, commonly known as, La Cabaña.
Nearly three million documents are preserved in four large vaults. (a) Historic Vault – unifies all print documents; (b) armed forces’ audio and visual memory; (c) Cadre Vault – personal files of veterans and (d) judicial procedures linked to the FAR.
Today, the Archive brings two essential services: assuring information for research topics and certification of veterans and/or members of their families.
(Ed. Note: That being said, there must be certain limitations to the information (certainly classified and beyond) that the Archive will make readily available to researchers interested in perusing its historical documentation.)
Source: Granma
S:CUBAPOLIDATA


EEUU ofrece suministros a los doctores cubanos

jtamayo@ElNuevoHerald.com

El gobierno de Estados Unidos ha ofrecido suministros médicos a los médicos de Cuba que están sirviendo en Haití, devastada por el terremoto, pero los cubanos todavía no han aceptado la ayuda formalmente, indicó el viernes el Departamento de Estado.
Se informó que los cubanos estaban quedándose sin suministros en los tres hospitales de Puerto Príncipe en que tratan a cientos de pacientes cada día y hacen operaciones casi las 24 horas.
"Nosotros hemos ofrecido suministros médicos, pero los cubanos no han aceptado formalmente dicha ayuda, y tampoco se ha entregado material alguno hasta el momento'', aseguró Charles Luoma-Overstreet, vocero de asuntos hemisféricos del Deparrtamento de Estado.
"Nosotros seguiremos identificando áreas donde nuestra cooperación [con Cuba] pueda apoyar los esfuerzos generales de ayuda en Haití'', añadió Luoma-Overstreet en un correo electrónico desde Washington.
Cuba ya tenía un equipo médico de 340 personas en Haití, donde la semana pasada el terremoto destruyó gran parte de Puerto Príncipe, matando a decenas de miles y dejando a muchos más con heridas y fracturas. Luego, la isla envió un equipo de emergencia de 60 personas y 10 toneladas de suministros.
El periódico Irish Times reportó el martes que varios de los equipos médicos cubanos se habían quedado sin anestesia y estaban realizando amputaciones en pacientes que estaban conscientes.
Cuba está permitiendo que los vuelos estadounidenses que trasladan heridos desde la Base Naval de Guantánamo a Miami pasen por encima de su territorio, ahorrándoles hasta 90 minutos de viaje.
Los partidarios del mejoramiento de las relaciones entre ambas naciones han estado insistiendo constantemente en aprovechar el desastre de Haití como una oportunidad para coordinar esfuerzos de ayuda y desarrollar la confianza mutua.
"Oportunidades como esta de que nuestros países trabajen juntos, hagan el bien juntos, ayudan a desarrollar la confianza necesaria para con el tiempo normalizar las relaciones a nivel político'', aseguró Sarah Stephens, directora del Centro por la Democracia en las Américas, según la página de internet TPMMuckraker.
Estos argumentos causaron una severa reprimenda de Mauricio Claver-Carone, director del Comité de Acción Política por la Democracia EEUU-Cuba, que está a favor de mantener las sanciones estadounidenses a La Habana.
"La tragedia del terremoto en Haití no tiene nada que ver con las relaciones EEUU-Cuba'', escribió en el portal Capitol Hill Cubans (Cubanos del Capitolio). "Una cosa es que los defensores de normalizar incondicionalmente las relaciones con la dictadura de Castro ignoren sus brutales abusos de los derechos humanos del pueblo cubano, pero es absolutamente inconcebible tratar de usar desastres trágicos [....] como trampolín para relaciones bilaterales''.
"Concentrémonos en ayudar a las víctimas de la tragedia haitiana: el pueblo haitiano'', añadió Claver-Carone. "Y, cuando nos ocupemos de las relaciones EEUU-Cuba, concentrémonos en ayudar a las víctimas de su trágica dictadura: el pueblo cubano (y no el régimen que los oprime con la única intención de seguir para siempre en el poder)''.
Personal médico cubano fue por primera vez a Haití tras el huracán George en 1998, y a través de los años más de 3,000 han trabajado allí bajo un acuerdo entre ambos gobiernos, según reportajes de la prensa cubana.
Los cubanos han vacunado a 370,000 haitianos y han hecho operaciones de la vista a más de 41,000, de acuerdo con estos reportajes. Alrededor de 540 haitianos se han graduado de las escuelas de Medicina de Cuba.

Imagen de Haití: Escasean suministros y doctores
En Haití todo es pánico y desesperación. Aunque la ayuda comenzó a llegar la dimensión de la tragedia es tal que todo escasea - AP

Fidel Castro cuestiona envío de tropas a Haití

EL OFICIAL del ejército estadounidense Otis Richardson, junto a soldados del batallón brasileño, entrega galletas y otras golosinas a niños haitianos en Puerto Príncipe.
EL OFICIAL del ejército estadounidense Otis Richardson, junto a soldados del batallón brasileño, entrega galletas y otras golosinas a niños haitianos en Puerto Príncipe.
AL DIAZ / The Miami Herald

La Habana

El ex gobernante cubano Fidel Castro reclamó hoy a la ONU y a Estados Unidos que expliquen la presencia de militares norteamericanos y de otros países en Haití tras el terremoto del pasado día 12, que asoló el país caribeño.
"En medio de la tragedia haitiana, sin que nadie sepa cómo y por qué, miles de soldados de las unidades de infantería de marina de Estados Unidos, tropas aerotransportadas de la 82 División y otras fuerzas militares han ocupado el territorio de Haití'', alega el primer secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba.
"Peor aún, ni la Organización de Naciones Unidas, ni el gobierno de Estados Unidos han ofrecido una explicación a la opinión pública mundial de estos movimientos de fuerzas'', agrega el ex presidente en una nueva entrega de su columna "Reflexiones'', divulgada por los medios oficiales cubanos.
Es la primera reacción de alto nivel en Cuba sobre la presencia militar estadounidense en Haití tras el terremoto, aunque la prensa de la isla, toda estatal, sí ha emitido numerosas críticas al respecto, al igual que los gobiernos de Venezuela, Nicaragua y Bolivia, aliados de La Habana.
Aludiendo a anuncios de Canadá, España, la República Dominicana y otros países, Castro critica "el envío adicional de soldados y equipos militares'' a Haití, lo que, a su juicio, puede "caotizar y complicar la cooperación internacional, ya de por sí compleja''.
Según el ex presidente, "es necesario discutir seriamente el tema y asignar a la Organización de Naciones Unidas el papel rector que le corresponde en este delicado asunto''.
La ONU y Estados Unidos firmaron el viernes un acuerdo que normaliza el papel de los 12.000 militares desplegados en Haití para ayudar a las víctimas del terremoto, que ha causado según cifras provisionales más de 111.000 muertos, 250.000 heridos y ha dejado a casi tres millones de personas sin hogar.
"En consulta con el Gobierno haitiano, Naciones Unidas se encarga de coordinar la respuesta internacional al terremoto en Haití y el enviado especial de la ONU (Edmond Mulet) ocupa el cargo de mayor rango con autoridad sobre todas las actividades de Naciones Unidas'', precisa el documento, divulgado en Nueva York.
Fidel Castro, de 83 años, añade en su nuevo artículo, el tercero sobre el seísmo, que ‘‘varios gobiernos se quejan de que sus medios aéreos no han podido aterrizar y transportar los recursos humanos y técnicos enviados a Haití''.
Sin embargo, afirma que hasta ahora los "modestos medios aéreos y los importantes recursos humanos que Cuba ha puesto a la disposición del pueblo haitiano no han tenido dificultad alguna en llegar a su destino''.
La "Reflexión'' recuerda que centenares de médicos cubanos y otros cooperantes trabajaban en Haití antes del terremoto y que han sido enviados después decenas más para ayudar a los damnificados.
"¡Enviamos médicos y no soldados!'', concluye el artículo del líder cubano, que dejó la Presidencia por enfermedad en julio de 2006 y no aparece en público desde entonces pero sigue marcando la política exterior de La Habana.
F: Vía El Nuevo Herald